La auditora de la Caja admite que se les ocultó información

La RazónLa Razón

VALENCIA- Los auditores de KPMG (firma responsable de controlar las cuentas de CAM de forma anual), Julio Álvaro y Miguel Muñoz, reconocieron ayer que, a la vista de los acontecimientos, se les ocultó información referente a las titulizaciones de unos créditos. Además, para excusar su actuación, indicaron que su función «no es analizar la gestión, sino comprobar que el espejo contable a final de año sea el adecuado». Lo que hubiera pasado durante el ejercicio, no era cosa suya. Admitieron que lo que hacía la CAM, era dar de baja activos dudosos, para que éstos no computaran en la tasa de morosidad.

Por su parte, director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) desde el año 2009, Jorge Vela, repitió, más o menos, lo que declaró el pasado jueves su antecesor en el cargo en esta misma Comisión: las funciones de ordenamiento, disciplina, inspección y sanción pertenecen al Estado. Además, aseguró que se ha reunido hasta en cinco ocasiones con Iturriaga, el administrador del FROB que aseguró desconocer la existencia del IVF. En cuanto a la responsabilidad de lo sucedido en la caja alicantina, señaló que «en absoluto» existen responsabilidades políticas en CAM, ya que los responsables de «la marcha» de las entidades de crédito son «directa y exclusivamente» sus gestores y administradores. La oposición calificó la intervención de «burla».