Blanco se niega a paralizar las obras del AVE en La Sagrada Familia

El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado hoy que el Gobierno no va a paralizar las obras del AVE entre las estaciones de Sants y La Sagrera, en Barcelona, y ha defendido el trazado actual en contra de la petición del PP, que ha alertado sobre la "temeridad"que supone mantenerlo.

En el transcurso de una interpelación en el Pleno del Congreso, el diputado del PP Jorge Fernández Díaz ha pedido al ministro de Fomento, José Blanco, la paralización cautelar y urgente de las obras del túnel que unirá las estaciones de La Sagrera y Sants, dentro del proyecto del AVE que debe conectar Madrid con la frontera francesa, ya que pasan "muy próximas"a la cimentación del pórtico de la Gloria de la obra proyectada por Antonio Gaudí.Según Fernández Díaz, la opción por la que apuesta su partido no pondría en riesgo la conexión del AVE entre Madrid y Francia, ya que las obras de La Sagrera no estarán concluidas antes del fin de 2014.Blanco ha defendido el trabajo de los técnicos de ADIF y ha recordado que la Audiencia Nacional ha dado la razón a Fomento en seis ocasiones y no hizo indicación alguna para que se paralizaran las obras.El ministro ha asegurado que el túnel de La Sagrera-Sants es vital para el impulso de la competitividad catalana y española, y ha añadido que un cambio de trazado significaría empezar de cero y retrasar el contador en treinta meses, que es lo que supone elaborar un estudio nuevo.Ha aprovechado además para anunciar que la próxima semana pondrá la primera piedra de la estación de La Sagrera y ha resaltado las medidas de seguridad que tiene la obra de construcción del túnel.Un túnel que no pasa, ha recordado, por debajo de ningún edificio y que se acomete con una tuneladora especial para ese tipo de suelo que lleva más de un kilómetro de trayecto finalizado y todavía no ha tenido ninguna desviación.Se ha referido además al informe oficial de ICOMOS, organismo asesor de la UNESCO, de fecha 7 de junio que no recomienda la paralización de la obra ni la adopción de medidas constructiva adicionales para garantizar la integridad del templo. Asimismo, Blanco ha comentado que, siguiendo las recomendaciones de ICOMOS, se va a crear un "Comité de Control permanente de expertos"que realizará un seguimiento de las obras.Sin consenso políticoEn el turno de réplica, el diputado del PP ha destacado que en estas obras "no existe consenso científico y técnico", y ha recordado que en un congreso organizado por el Colegio de Ingenieros de Caminos en abril de 2008, nadie "se atrevió a decir que no había riesgo"para la Sagrada Familia.Ha añadido que en marzo de 2004, el gobierno del PP rectificó el trazado de la calle Mallorca que pasaba junto a la Sagrada Familia, y adoptó la llamada variante de la calle Valencia, pero el Gobierno socialista volvió al trazado de Mallorca.En cualquier caso, Fernández Díaz ha asegurado que un cambio de trazado no afectaría a la conexión del AVE con Francia, ni sufriría un retraso de cuatro años, como asegura Blanco.Fernández Díaz se ha referido a otro informe de 8 de junio que recomienda que durante un periodo no inferior a tres meses se evalúen coómo afectan los trabajos de la tuneladora a la estabilidad de La Sagrada Familia y ha añadido que si no se para la tuneladora llegará en agosto al monumento y "el daño será irreversible".En respuesta a ello, Blanco ha dicho que espera poder tener la satisfacción de recibir al Papa en La Sagrada Familia, "habiendo transcurrido la tuneladora por el monumento sin que nada haya pasado".