Champions League

2-1 La estrategia mata al Madrid

Dos jugadas a balón parado adelantaron a la Juve al principio de cada tiempo. El equipo de Pellegrini jugó bien la primera mitad

La estrategia mata al Madrid
La estrategia mata al Madrid

No está claro quién necesita una reparación más urgente: el césped del Sánchez Pizjuán o la defensa del Real Madrid en las jugadas de estrategia. El equipo de Pellegrini ha recibido cinco goles en los partidos de pretemporada. Todos a balón parado. Son regalos de un equipo que, al menos ya sabe que tiene que trabajar con insistencia esos detalles. Mientras lo hace, los rivales se aprovechan, como ayer hizo la Juve. Nada más comenzar cada tiempo, el equipo italiano se adelantó en el marcador. En el minuto cuatro, Cannavaro. Era su primer partido contra su ex equipo y en la primera pelota que tocó, remató a gol un saque de falta de Del Piero. En la segunda parte Salihamidzic, en un saque de esquina, volvió a adelantar al conjunto italiano. Otra vez el Madrid tenía que ir a remolque.Y no era fácil sobre un campo que parecía una playa. Con una hierba así era complicado jugar a cualquier cosa y sin embargo, el Madrid de Pellegrini mostró sus mejores minutos durante la primera mitad, con el marcador en contra. Dominó el partido, estuvo casi siempre en el campo rival y con Granero al mando, su fútbol tuvo sentido. Si a eso se añaden las pinceladas de Cristiano Ronaldo, como el control y el pase en el penalti, el Madrid enseñó que va por buen camino. Y también que hay conceptos que ya están claros, como el fuera de juego. Ayer le salió casi siempre y los aficionados madridistas comprobaron que esta temporada, en defensa, toca jugar con fuego.El encuentro fue algo más que un duelo de pretemporada. El Juventus no entiende de amistosos y defendió el resultado como si estuviese jugando la clasificación de una gran competición. Cristiano Ronaldo recibió patadas cada vez que intentaba jugar y estuvo a punto de ser lesionado gravemente en una patada al final del partido. El portugués se calentó, como el Real Madrid, y al final casi no se pudo jugar.Antes de las patadas, de los cambios y el cansancio, en la primera mitad, Granero llevó el juego del Madrid. Y se vieron buenos detalles: un equipo que quiere dominar, que tiene en Benzema un delantero que no sólo remata y en Ronaldo a un jugador decisivo sin estar a tope. Ahora falta que el equipo aprenda a defender las jugadas de estrategia.

Ribery: «Los directivos no tienen intención de dejarme ir»Franck Ribery echó ayer un vaso de agua fría a las pretensiones del Real Madrid y todo apunta a que su traspaso podría postergarse a la temporada venidera. Si a principio de mes, el jugador francés del Bayern Munich, sentenciaba en el diario «L'Equipe»: «Está decidido. Quiero irme y será al Madrid o nada», ayer volvió a hablar para asegurar que sólo piensa en recuperarse de su lesión y dar alegrías a los aficionados del Bayern, eludiendo referirse a su posible marcha del club, a su tasación en 94 millones de euros o las críticas recibidas por el presidente del club, Franz Beckenbauer. «Estoy muy a gusto con los directivos, muy ligado a ellos y no tienen ninguna intención de dejarme ir. Estoy muy contento de ver que me defendieron después de las declaraciones de Beckenbauer».Al ser cuestionado sobre si le molesta que mucha gente hable de su futuro, fue claro: «Es cierto que se ha dicho mucho de eso y que no se termina. Pero yo he sido discreto y no he hablado. Mucha gente se pone mucha presión; eso les plantea muchos problemas, pero no son los míos».