Villar: «Soy optimista podemos pasar»

Ángel María Villar confía plenamente en «La Roja», «Luis Aragonés está en perfecto derecho de analizar a la selección». «El nivel del Mundial está siendo altísimo» 

El presidente de la Federación, Ángel María Villar
El presidente de la Federación, Ángel María Villar

El presidente de la Federación, Ángel María Villar, está tranquilo y satisfecho, aunque se revuelve a menudo en el asiento. «Sí, estoy bien, pero es que la procesión va por dentro. Una derrota así, por inesperada, hace mella. No nos queda sino felicitar a los suizos; nos ganaron. Los nuestros se entregaron, no escatimaron esfuerzos». Y el entrenador no está en la picota: «Está renovado y seguirá pase lo que pase». Con Villar siempre ha sido así. Las renovaciones son sagradas y Del Bosque, con cifras de récord, no está cuestionado. El dolor de la derrota es más intenso cuando lo previsto es lo más parecido a un paseo militar. «Pero esto es fútbol. Queríamos ganar y no lo hicimos. Suiza llegó dos veces a portería y metió un gol. Es lo que cuenta». La machacona cabezonería del tópico, pertinente e irrefutable.En situaciones así, delicadas, frustrantes, Bernabéu aplicaba la mundialmente conocida «Santiaguina». ¿Hubo «Villarina»? «Hablar con los jugadores no es una de mis peculiaridades. No me gusta. Ésa es misión del seleccionador. Lo digo porque cuando yo fui jugador sabía que la "charla", como se dice ahora, no era necesaria. Éramos profesionales muy capaces. Como éstos, futbolistas preparados para partidos importantes». La «Villarina» podía haberse producido como aliento, como... «¿Estímulo? Los jugadores saben que estamos detrás. Transmitimos nuestra ilusión. No soy de los de estar encima, no lo he hecho nunca». La ilusión es una sensación positiva: «Porque soy optimista, como los jugadores y el seleccionador. Podemos pasar. Por cierto, en este Mundial hay un nivel altísimo». Es optimista por naturaleza, y algo más que presidente de la Federación Española. En Suráfrica tiene varias tareas. «Primero, la selección. Un Mundial es algo más que las fechas del campeonato. Hay que trabajar mucho antes, en la fase previa». Después: «Soy vicepresidente de la FIFA, y veo a todas las selecciones posibles; y presidente de la Comisión Técnica de Árbitros. Tengo que estar pendiente de los 29 tríos arbitrales, físicamente, siempre que pueda, e informado de los avatares». Claro, no vaya a ser que nos cuelen otro Al-Ghandour... «Aquello es pasado. Entonces, como ahora, se designó a los árbitros más idóneos». Pues nos tocó la china, digo el egipcio. Lleva 22 años en la presidencia de la Federación Española; 18 en la UEFA, y trece como vicepresidente, y 11 en la FIFA, ocho como vicepresidente, la pregunta es obvia: ¿para cuándo la presidencia de FIFA? «Mientras esté Blatter y se siga presentando, no tengo ninguna apetencia. Nos agrada que alguien piense en la posibilidad, pero entre 2011 y 2015 el mandato es de Blatter». Villar tiene 60 años; Blatter, 75, la edad no perdona... «Blatter ha hecho mucho por el fútbol y yo soy leal. No tengo ninguna apetencia por la FIFA ni por la UEFA, también votaré a Platini en abril de 2011». Si Blatter fuera un presidente tan longevo como Havelange, jubilado a los 85 u 86 años, a Villar le iba a coger también mayor, aunque menos, el relevo. «No haga cuentas. Estoy contento con lo que hago, soy feliz así y no quiero más». Ya, pero la ambición es lícita... «Tengo 60 años, desde los 10 estoy en el fútbol, y seguiré mientras tenga ilusión». La pregunta es obvia, ¿se presentará a la reelección de la RFEF? «No pienso en el futuro. Los años pasan tan rápido que no se vive el momento, y hay que disfrutar». Y una última cuestión, Luis Aragonés analiza en LA RAZÓN los partidos de España, «está en su perfecto derecho y, como dice Vicente del Bosque, lo importante es la selección». Tampoco para Villar hay dos Españas, ni para Luis, afirma el presidente de la España que confirma que de cada tres días sólo pasa uno en casa. Cuestión del cargo.