MENÚ
domingo 21 abril 2019
12:36
Actualizado

El uso de las tecnologías más avanzadas ofrecerá más comodidad a la población

Palencia y Valladolid unen sus fuerzas para llegar a ser ciudades inteligentes

Medio Ambiente, logística y transporte, turismo y ciudadanos, son los cuatro ejes sobre la que ya se encuentra trabajando la iniciativa «Smart City Palencia- Valladolid», con el objeto de crear ciudades inteligenes, que a través de las nuevas tecnologías, propiciarán mayores comodidades a los ciudadanos.

  • Heliodoro Gallego junto al director general de la Fundación Cartif, José Ramón Perán, ayer en Palencia
    Heliodoro Gallego junto al director general de la Fundación Cartif, José Ramón Perán, ayer en Palencia
Palencia.

Tiempo de lectura 2 min.

18 de enero de 2011. 01:14h

Comentada
Palencia. 18/1/2011

Una iniciativa que será realidad en el 2020, según anunciaba en la capital palentina, José Ramón Perán durante la presentación de la primera Asamblea «Smart City», que ha contado con la presencia de representantes de entidades y empresas que participan en ella.

«La realidad ha superado las previsiones», indicaba el alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego, quien señalaba que son numerosas las empresas que se han sumado al proyecto y que están interesadas en construir nuevas ciudades, inteligentes y sostenibles desde todos los puntos de vista.

Durante la jornada se ha hablado sobre el fomento de nuevos medios de transporte, donde el coche eléctrico es ya una realidad, de estaciones intermodales, nuevos centros y sistemas de transporte, mapas para reducir la contaminación acústica y lumínica, así como proyectos de eficiencia energética, para conseguir que los edificios públicos tengan una situación óptima de aprovechamiento de la energía.

Gestión eléctrica

Otra de las ideas planteadas en el foro es la de «smart grid» o ahorro energético con el objeto de que la gestión eléctrica de toda la ciudad permita un mejor aprovechamiento y la creación del calor en los edificios en función de las necesidades.

Lograr un tratamiento óptimo de las aguas, eliminar todos los factores de riesgo o hacer filtros verdes por ejemplo y mejorar la depuración de las aguas, son otras de las ideas sobre las que se trabaja en este proyecto.

La propuesta ha conseguido el respaldo de empresas punteras en innovación y desarrollo, que suman ahora su esfuerzo a la iniciativa pública para hacer proyectos de cooperación que se presentarán en la Unión Europea.

Los proyectos, una vez aprobados por la UE, pueden conseguir subvenciones de hasta tres millones de euros, y su desarrollo puede hacerse en los próximos tres años. En general todos los proyectos que sagan adelante serán una «demostración viva» y servirán de modelo a seguir a empresas y entidades, según Perán.

Últimas noticias