Madrid se viste de Eurocopa

Las cuatro pantallas gigantes del Bernabéu esperan congregar a más de 100.000 seguidores de «La Roja». Las plazas de decenas de municipios de la región, bares, centros comerciales y cines también esperan ya la final

MADRID-La Selección española de fútbol tiene hoy en el Estadio Olímpico de Kiev una cita con la historia: la posibilidad de coronarse como el mejor combinado nacional de la historia. A 3.600 kilómetros de allí, y a los pies de otro estadio, el Santiago Bernabéu, decenas de miles de madrileños volverán a inundar el Hyundai Fan Park, convertido durante esta Eurocopa en el epicentro del apoyo popular a «La Roja». Si durante la semifinal contra Portugal fueron 46.000 los valientes que desafiaron al tórrido calor que el miércoles sufrió la capital, hoy se espera que sean muchos más los que, enfundados en los colores nacionales, apoyen a los de Del Bosque en la distancia. Este recinto se abrirá a las doce de la mañana y, debido a la gran afluencia de gente que se espera recibir, se ampliará y contará con dos puntos de acceso, uno en la confluencia entre Concha Espina y el Paseo de la Castellana, y otro, en la plaza de los Sagrados Corazones.

Además de en el Bernabéu, a lo largo y ancho de toda la región, los madrileños llenarán de nuevo centenares de bares, que harán sin duda una de las mejores cajas del año, y se echarán a las calles para ver en compañía el encuentro. En la Plaza Mayor de Leganés y en la de la Constitución de San Sebastián de los Reyes, los consistorios de ambas localidades también instalarán pantallas gigantes. Exactamente igual que en la patria chica de dos de los internacionales españoles más carismáticos: el Móstoles de Iker Casillas y la Fuenlabrada de Fernando Torres, que cruzarán los dedos para que sus vecinos más ilustres se conviertan, como en la Eurocopa de 2008, en dos de las piezas clave para volver a casa con el trofeo.

 En otros municipios de la región, el centro neurálgico del sentimiento futbolístico estará en centros comerciales. Es el caso del centro Tres Aguas de Alcorcón –con una pantalla de 40 metros cuadrados y animación previa al choque– o La Moraleja Green de Alcobendas.

En la capital, las fiestas que durante este fin de semana tienen lugar en el distrito de Tetuán tendrán su colofón en la Plaza de la Remonta. En el centro, y para aquellos que prefieran la comodidad de una butaca y del aire acondicionado, los cines Callao proyectarán en sus dos salas las incursiones de Iniesta o el temple de Piqué y Ramos frente a la escuadra italiana.
Por su parte, los italianos que viven en Madrid se repartirán entre los muchos bares, cafés y restaurantes que durante todo el año emiten la liga transalpina. En Pepa Tencha, un café emblemático de Malasaña, ayer cerraron las reservas para poder ver la final en directo. A las 19:30 abrirán para aquellos que quieran seguir el choque desde la barra. Bella Ciao y Grazie Mille también colgarán el «no hay billetes».

Dispositivo de seguridad
Ante la previsión de que decenas de miles de personas acudan a estos puntos –en especial al Bernabéu donde la previsión supera las 100.000 personas– y de que estas cifras se multipliquen en el caso de que la Selección se alce con la victoria, el Ayuntamiento de la capital ha preparado un amplio dispositivo de movilidad, seguridad y limpieza. Doscientos agentes de la Policía Nacional, 50 sanitarios del Samur-Protección Civil y 79 operarios de limpieza viaria y Selur lo integran. El plan de emergencias estará completado por cuatro unidades de soporte vital, dos puestos médicos avanzados y dos vehículos de intervención rápida. En el plano de la limpieza, el Ayuntamiento también instalará 194 contenedores de restos orgánicos, de envases y de papel.

Además, el consistorio realizará cortes de tráfico en torno al Hyundai Fan Park. Afectarán a la calzada lateral del paseo de la Castellana sentido norte, calle de Rafael Salgado, Padre Damián y avenida de Concha Espina, desde plaza de Lima a Serrano, además de al Paseo de la Habana, desde la propia Castellana a Alberto Alcocer.

 

Calles engalanadas
La victoria en la Eurocopa de 2008, en el Mundial de 2010, y la posibilidad de completar hoy el triplete que nadie ha ganado ha disparado la compra entre los madrileños de objetos con los colores de la Selección. Desde el Corte Inglés subrayan cómo según se han ido superando las eliminatorias las ventas de las camisetas de «La Roja» han aumentado de forma considerable. Cientos de comercios han vendido estas semanas miles de banderas, pinturas para la cara, bufandas... Buena muestra de ello ya la daban ayer los balcones de numerosos edificios de la capital donde cientos de enseñas rojigualdas volvieron a lucir el apoyo a la Selección.