Los ingresos de Google decepcionan y sus acciones se desploman

El mercado Nasdaq suspendió hoy la cotización de Google a petición de la propia empresa, después de que los títulos del gigante informático se desplomaran algo más de un 9 %

Foto: Gtres

Google presentó hoy, con varias horas de anticipación, las cuentas del tercer trimestre del año, que registran una caída del beneficio neto del 20,2 % respecto al mismo período de 2011, lo que provocó el desplome en la bolsa hasta un 9,03 % en pocos minutos.

La compañía no ha explicado oficialmente el motivo de por qué divulgó estos resultados antes de lo previsto y cuando los mercados estaban abiertos.

Por lo general, las empresas anuncian sus resultados empresariales cuando los mercados están cerrados para evitar impactos repentinos en la cotización de sus títulos y dar a los inversores más tiempo para evaluar el alcance real de los datos.

Según el canal televisivo especializado en finanzas CNBC, Google habría atribuido la publicación temprana a la firma R.R Donnelley, que aparentemente envió la información a la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés) casi cuatro horas antes de lo previsto y sin autorización de la empresa.

De hecho, el documento enviado a la SEC con fecha de hoy es un comunicado de prensa que incluye la mención "a falta de una cita de Larry", lo que apunta a que podría ser un borrador del que faltan algunas frases del consejero delegado de Google, Larry Page.

A pesar de la reducción de los beneficios, los ingresos trimestrales de la empresa subieron un 18,5 por ciento hasta los 11.526 millones de dólares, una cifra que se eleva hasta 14.101 millones si se añaden las ganancias generadas por Motorola, filial de Google, que la empresa incorporó en su balance.

Con Motorola, los ingresos totales de Google entre junio y septiembre comparado con ese período en 2011 ascendieron un 45 por ciento.

Detrás de la considerable disminución de beneficios se encuentra un incremento del 70,5 por ciento de los gastos de Google, que pasaron de 6.662 millones de dólares en el tercer trimestre de 2011 a 11.365 millones de dólares entre junio y septiembre.

Así mismo, el coste medio que pagan los anunciantes por cada "clic"en sitios de Google cayó un 15 por ciento en términos interanuales, y un 3 por ciento trimestralmente, si bien los consumidores aumentaron en un 33 por ciento las veces que hacen "clic"en un anuncio en páginas de Google respecto a junio y septiembre de 2011.