Interior refuerza la seguridad en zonas turísticas con casi 4000 agentes

El Ministerio del Interior, que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba, pondrá en marcha mañana, jueves, la llamada "Operación Verano 2010", destinada a reforzar la seguridad en las principales zonas turísticas españolas.

Según informó Interior, en la operación, que se desarrolla todos los veranos, participarán 4.000 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Estos efectivos se unirán a las plantillas destinadas de forma permanente en las diferentes comunidades autónomas. El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha dado instrucciones al director general de la Policía de la Guardia Civil y a los delegados del Gobierno para poner en marcha esta operación especial. Esta actuación se desarrollará en las comunidades autónomas de Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Galicia, Islas Baleares, Madrid y Murcia y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Ciudades históricasIgualmente, se reforzará la presencia policial en la ciudades históricas Patrimonio de la Humanidad: Ávila, Cáceres, Cuenca, Mérida, Salamanca, Segovia y Toledo. La operación se cerrará por completo el 30 de septiembre en las zonas de mayor afluencia turística. Los objetivos de la operación, en la que participarán 2.925 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 1.258 efectivos de la Guardia Civil, son incrementar la seguridad ciudadana en las zonas turísticas y reforzar la prevención ante acciones terroristas, además de atender más rápida y eficazmente a las víctimas de los delitos. Específicamente, el plan permitirá aumentar la vigilancia y el control preventivo en vías de comunicación urbanas e interurbanas, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles, playas o campings y reforzar las medidas de seguridad en espectáculos que supongan grandes concentraciones de masas. Del mismo modo, se potenciarán las actuaciones para la obtención de información en prevención de actos terroristas y las labores de investigación de las unidades de Policía Judicial; se agilizarán y facilitarán los trámites en las oficinas de denuncia, acortando los tiempos de espera, y se incrementarán los niveles de atención y colaboración ciudadana.