Un seguro de lo más oportuno

Después de más de ocho horas de Asamblea hubo un detalle que estuvo a punto de pasar inadvertido si un socio no llega a realizar una pregunta de lo más oportuna.

Joan Laporta, en uno de sus viajes como presidente del Barcelona
Joan Laporta, en uno de sus viajes como presidente del Barcelona

Entre las muchas sorpresas que se ha encontrado la nueva directiva del Barcelona en sus primeros meses al frente del club es la modificación de una póliza de seguros que, visto lo sucedido ayer, resulta casi premonitoria. Fue el propio Sandro Rosell el que cogió el micrófono para responder y explicar este asunto.

Pocos días antes de abandonar el cargo, la junta presidida por Joan Laporta acordó en una reunión la modificación de la póliza de responsabilidad civil de administradores y directivos pensando en posibles problemas. Esta modificación cubrirá los «actos incorrectos» que la Junta Directiva anterior –la de Laporta– pudo cometer hasta el 30 de junio de 2010 por un importe de hasta 25 millones de euros. Cabe resaltar que las pérdidas que arroja su mandato y por las que deberá responder ante un juez son de 48,7 millones de euros.

Se entienden como «actos incorrectos, el incumplimiento del deber, el incumplimiento de las obligaciones legales, el incumplimiento de la deuda fiduciaria, el incumplimiento de contacto, el incumplimiento de facultades, negligencia, error, declaración incorrecta o engañosa y cualquier tipo de acción u omisión ilícita». Casi todo quedaba cubierto.

El oportuno acuerdo también contempla la prolongación de la vigencia de la póliza hasta el año 2016, cuando antes estaba firmada únicamente hasta 2011. El coste de la prima fue de 84.000 euros, pagados íntegramente por el propio Fútbol Club Barcelona. El anuncio de este acuerdo provocó un gran revuelo entre los socios compromisarios que se dieron cita en el Palacio de Congresos de Barcelona en número de 1.202, una cifra que supone un récord en la historia del club.