El TC debate el séptimo borrador del Estatut abocado a votar artículo por artículo

Al igual que hizo el Gobierno con la reforma laboral, el Tribunal Constitucional debate hoy el séptimo borrador a la sombra de un partido de España. El Pleno parece abocado a votar artículo por artículo. Las inamovibles posturas de los magistrados auguran que la propuesta de Casas será rechazada. 

El Tribunal Constitucional también se refugia en el Mundial
El Tribunal Constitucional también se refugia en el Mundial

La fórmula no suele fallar. En día de partido de España en Suráfrica, las malas noticias y los fiascos se diluyen arrastrados por la marea informativa que sigue a los encuentros de la selección. El Gobierno lo entendió a la perfección el pasado miércoles, cuando aprovechó el debut de La Roja en el Mundial para aprobar su controvertida reforma laboral. Ese mismo día, la Audiencia Nacional hacía pública, sólo unas horas antes del choque contra Suiza, su decisión de permitir seguir en libertad al ex secretario general del sindicato abertzale LAB, Rafael Díez Usabiaga, para que pueda cuidar de su madre, una resolución que ha soliviantado a las víctimas del terrorismo.Ahora es el Tribunal Constitucional (TC) el que aprovecha el trascendental encuentro de España contra Honduras de hoy (en el que la selección de Vicente del Bosque se juega su futuro en el Mundial) para dirimir la cuestión más candente que tienen los magistrados sobre la mesa desde hace dos años y medio: la sentencia del Estatuto de Cataluña.La de hoy es la séptima intentona del Pleno del TC para alumbrar un fallo que los nacionalistas se han tomado como «casus belli». Pero las perspectivas de que finalmente haya fumata blanca no son demasiado halagüeñas, de ahí que si el enésimo revés se difumina con los ecos del partido de España, mejor que mejor.En esta ocasión, la ponencia ha sido redactada por la presidenta del TC, María Emilia Casas, aunque su propuesta es muy similar a la que elaboró la magistrada Elisa Pérez Vera, que ni siquiera consiguió el respaldo de todos sus compañeros del sector «progresista». Manuel Aragón, elegido a propuesta del Gobierno de Zapatero, no secundó el borrador, disconforme con que el fallo no incluyese la inconstitucionalidad de que Cataluña se defina como nación. Aragón, el hombre clave, tampoco tiene motivos en esta ocasión para apoyar la ponencia de Casas, que no pone reparos jurídicos a esa definición.Pero antes de abordar el fallo del Estatut, el Pleno deberá pronunciarse sobre los recursos de la Generalitat en relación a su falta de legitimidad para resolver este asunto (ya rechazado en primera instancia), y sobre la pretensión de que el recusado Pablo Pérez Tremps se incorpore a la votación, lo que podría aplazar hasta el martes el debate principal. Si el borrador de Casas no prospera, los magistrados se enfrascarán en una votación artículo por artículo.

 

Las asociaciones de jueces, a favor

Ante la reunión de hoy, que non ha empezado a la hora prevista (10.30 horas), as cuatro asociaciones de jueces suscriben la legalidad y plena legitimidad que tendría una eventual sentencia artículo por artículo, como la que se especula que podría propiciar María Emilia Casas, informa Servimedia.

 

Así se lo aseguraron diversos portavoces de estas organizaciones profesionales. Desde la Asociación Profesional para la Magistratura, Antonio García indicó que de alguna manera "habrá que definir una metodología que permita alumbrar una sentencia". Desde Jueces por la Democracia, Victoria Rosell confirmó que esta alternativa "sería legal"y sugirió que "quizá sea ésta la forma y quizá sea la presidenta la única persona capaz de conseguirlo", por su "prestigio"y su cargo.

 

A su vez, el portavoz de la asociación de jueces Francisco de Vitoria, Marcelino Sexmero, añadió a la legalidad el argumento de la normalidad. "Es legal y normal votar por partes", ratificó, señalando que, al final, la sentencia será una y tendrá la misma validez independientemente de cómo se tome, porque el Tribunal Constitucional es un órgano "colegiado, no es un parlamento".

 

Por último, en nombre del Foro Judicial Independiente, Conrado Gallardo justificó que "no se pueda obligar al ponente a redactar una ponencia contra sus propias convicciones", y, tras los sucesivos fracasos de las presentadas hasta ahora, defendió la alternativa de votar artículo por artículo para restringir la discusión a los artículos conflictivos del Estatuto. La reforma de la ley del TC, en el SenadoEl pleno del Senado tomará en consideración pasado mañana la propuesta de reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional que han redactado los grupos catalanes de la Cámara, después de que el PSOE haya decidido apoyar con su voto la proposición de ley de la Entesa y CiU. PSC, ERC, ICV (que integran la Entesa), CiU y el PSOE darán así cumplimiento al mandato del Parlamento de Cataluña para activar la renovación del TC. La proposición persigue, entre otros objetivos, establecer el cese inmediato de los magistrados que hayan cumplido sus nueve años de mandato, una vez transcurridos seis meses desde la fecha de expiración de los nombramientos (como sucede ahora con cuatro magistrados), informa Efe.