«Carmen» se reproduce

Garanca y Herrera reinterpretan al mito de Bizet

Son dos de las grandes Carmen de la actualidad: Elena Garanca y Nancy-Fabiola Herrera. La una demuestra que no hace falta ser latina –es letona– para sudar pasión en escena, la otra aporta toda su sensualidad canaria al mito. Garanca aún representa en Valencia la versión de Carlos Saura que dirige Zubin Metha: «El público se ha mostrado extremadamente receptivo y Metha muy abierto», asegura esta mezzo llegada del Este. «Es un personaje que sale del estómago en cada momento. Trato de llenarla de emociones para que el público la quiera, la rechace, sientan tristeza...», prosigue Garanca, que ve muchas diferencias con cómo se interpretaba hace unos años: «Ahora se actúa más, se baila más». Berganza y HornoCita como grandes Carmen de la historia a Berganza, Victoria de Los Ángeles y Marilyn Horn, y en la actualidad asegura que ha visto a compañeras como Herrera en Youtube, que «son geniales», pero que «cada una tiene una voz y un carácter muy diferente al de las demás». Herrera se define como «una trotamundos» mientras un taxi la lleva camino de Bratislava donde hoy ofrecerá un concierto. Mañana le abre las puertas el Musikverein de Viena en su debut en la ciudad («es muy hermoso poder ser embajadora de España»). Sabe que su carrera está marcada por esa mujer racial que es Carmen y a la que acaba de dejar en el Teatro Cervantes de Málaga hace sólo un par de días: «La producción ha ido fenomenal y estoy contenta con el resultado. He podido, además, reencontrarme con compañeros. Con Don José existía muy buena química», explica. Un montaje muy alejado del que el año pasado la llevó a Verona: «La acústica en abierto y cerrado apenas tiene que ver. El Cervantes, como cualquier coliseo, es más teatral, se presta a la cercanía, mientras que en la Arena el espectáculo es más de masas, aunque, por supuesto, posee su encanto», comenta. Hace un año que no interpretaba a la cigarrera, «y noto que ha madurado, quien no me escuchaba me dice que ahora mi voz está más redonda». Está segura de que no le sucederá como a otras cantantes que han aparcado a su personaje porque casi les había vampirizado: «Lo adoro y he tratado de no basar mi carrera en él, sino de alternarlo con otros».Alagna, el don José idealGaranca comparte escenario en estos momentos con Marcelo Álvarez, pero recientemente también se ha medido con Roberto Alagna y Jonas Kauffmann ¿con quién se queda como don José? Aunque duda y pide que no le pongamos en esa tesitura, dice que «hay grandes cosas en la interpretación de cada uno, pero Alagna es muy generoso», acaba por confesar. «Después de esto seguro que me van a odiar», concluye esta letona con residencia en Benalmádena.