Los empresarios de Lorca tendrán nuevas líneas de financiación

La Comunidad acuerda con diez entidades bancarias, a través del INFO, ayudas para la reconstrucción de negocios

El Castillo de Lorca y el Parador que albergará la ciudad, según la previsión, en Semana Santa de 2012
El Castillo de Lorca y el Parador que albergará la ciudad, según la previsión, en Semana Santa de 2012

Murcia-La Consejería de Universidades, Empresa e Investigación, a través del Instituto de Fomento de la Región, suscribió ayer un protocolo de colaboración con diez entidades bancarias para financiar la normalización de la actividad empresarial de las pequeñas y medianas empresas y los autónomos de Lorca, que se vieron afectados por los terremotos. El acuerdo refleja el compromiso por parte de las entidades financieras de crear una línea de liquidez para las pymes, así como de establecer un plazo de hasta dos años para el pago de los préstamos hipotecarios y demás operaciones comerciales.

De esta manera, el Instituto de Fomento pone a disposición de los empresarios lorquinos una línea de financiación, en colaboración con el Instituto de Crédito Oficial, denominada ICO-Catástrofe, para la reconstrucción de los daños causados en las empresas y comercios. El consejero José Ballesta explicó que «será el INFO el encargado de costear los intereses que deriven de los préstamos, con el objetivo de aliviar las cargas económicas de los empresarios y lograr la pronta recuperación del municipio».

Tal es así, que Cajamurcia, Banco Popular, Banco Valencia, CAM, La Caixa, Bankia, Banco Santander, Banesto y Bankinter, las diez entidades financieras que suscribieron el protocolo, facilitarán el préstamo con la mera presentación de la solicitud y posteriormente, recopilarán la información necesaria para la concesión de la subvención que será remitida al Instituto de Fomento.

Al hilo de la firma de este convenio, Ballesta también presidió el pleno de la Cámara de Comercio de Lorca, donde se abordaron ésta y otras cuestiones, enfocadas a lograr la reactivación del tejido empresarial lorquino. Entres las actuaciones llevadas a cabo, destaca la puesta en marcha de ayudas específicas para el sector comercial, industrial y de hostelería y servicios, así como la supresión de tasas que afecten a las empresas damnificadas. Asimismo, se han habilitado puntos de información para los empresarios, se han facilitados locales de alquiler para aquellas empresas que aún no han podido reconstruir sus instalaciones, también se han negociado el aplazamiento de cuotas de los créditos hipotecarios dos años y se ha abordado de manera prioritaria, la problemática de aquellos empresarios que no tuviesen póliza de seguros en sus locales en la fecha de los seísmos.
Informe de evaluación

El alcalde de Lorca, Francisco Jódar, explicó ayer que está a la espera de que el Gobierno de España le comunique de forma oficial el informe de evaluación de las acciones ejecutadas en la ciudad con cargo a los supuestos del Real Decreto 6/2010 que regula las ayudas públicas por los seísmos del pasado 11 de mayo. Este informe, que ayer fue aprobado en la Comisión Interministerial encabezada por el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, fue constituido para el desarrollo de medidas urgentes para Lorca, aunque su contenido no ha sido trasladado por el Ejecutivo central al Ayuntamiento lorquino, algo que Jódar consideró una «falta de rigor».

En este sentido, el primer edil de Loca también censuró que este texto haya sido aprobado «fuera de plazo» y, sobre todo, que su contenido lo haya conocido «por la prensa». Además, criticó que en éste compute como ayudas del Gobierno las indemnizaciones que ha pagado hasta ahora a los daminificados el Consorcio de Compensación de Seguros. «Las indemnizaciones no son ayudas», matizó el alcalde, al tiempo que señaló que el dinero con el que se financian proviene de «pólizas que han estado pagando las entidades y los particulares» y a las que tienen «pleno derecho». Además, Jódar reiteró sus quejas sobre la devolución de los 150 expedientes de edificios en situación de ruina no inminente, cuyo derrumbe no será financiado por el Estado.

De igual manera, ante el anuncio de la visita que realizará el próximo martes el ministro de Presidencia a Lorca, Jódar mostró su deseo de que esta vez no sea para realizar «nuevas evaluaciones» de la situación de la Ciudad del Sol, porque según indicó, ya está sometida a «permanente evaluación y seguimiento» por parte del Gobierno regional y del Ayuntamiento.

Por ello, el primer edil lorquino espera que la visita sirva «para hablar del Plan Lorca», es decir, para tratar las inversiones para reconstruir la ciudad «que constituye la última esperanza que tienen los ciudadanos ante esta circunstancia excepcional» que fueron los seísmos que devastaron Lorca el pasado 11 de mayo. Al respecto, el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, acusó al alcalde de Lorca de «buscar sólo la confrontación política y atacar al Gobierno de España».

Obras en el Parador
Por otro lado, el Ayuntamiento de Lorca concedió ayer la licencia de obras a Turespaña para acometer trabajos de emergencia en el edificio del Parador Nacional de Turismo, ubicado en el castillo de la ciudad, que aún no ha sido inaugurado y que sufrió daños por más de cuatro millones de euros. Y es que, el objetivo del Ministerio de Industria y Turismo es que el hotel sea inaugurado durante la celebración de la Semana Santa de 2012, aunque el informe presentado para la obtención de la licencia de obra indica que el plazo previsto para los trabajos de reparación es de diez meses, si bien algunas actuaciones ya se han ejecutado.


El campamento acoge a 104 personas
El campamento de damnificados habilitado en la ciudad de Lorca sigue acogiendo cuatro meses y medio después de los terremotos a 104 personas, casi en su totalidad extranjeras, entre las que se encuentran 17 niños en edad escolar. La concejal de Servicios Sociales del Consistorio lorquino, María del Carmen Ruiz, explicó que el campamento dependen de la Consejería de Política Social y Sanidad y que en él residen 52 familias. Asimismo, la edil agradeció el trabajo del personal de Servicios Sociales y de Cruz Roja, que está estudiando, de forma pormenorizada, la situación de cada uno de los acampados, especialmente de los menores, para ofrecerles nuevos recursos.