MENÚ
martes 18 junio 2019
00:33
Actualizado

Salgado anuncia un nuevo plan de ajuste de 15000 millones en 2 años

El Gobierno quiere enviar un mensaje de austeridad al mercado después de que la Bolsa viviera su peor semana.
 

  • España se aprieta el cinturón con un recorte del déficit en medio punto
    España se aprieta el cinturón con un recorte del déficit en medio punto
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de mayo de 2010. 15:57h

Comentada
Madrid. 9/5/2010

MADRID- La ministra de Economía, Elena Salgado, anunció ayer desde Bruselas que el Ejecutivo reducirá sus previsiones de déficit, y mientras que para 2010 se rebajará medio punto adicional, para 2011 se rebajará un punto más sobre lo previsto. La reducción de medio punto para este año supondrá así un recorte adicional del déficit de 5.000 millones de euros y de 10.000 millones para 2011.


El presidente del Gobierno y la ministra de Economía acordaron lanzar ayer este reajuste y no esperar a la cita que tiene el presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados el próximo miércoles. «Se trata de ganar tiempo y enviar cuanto antes un mensaje de firmeza ante los mercados» precisaron fuentes de Presidencia que no ocultaban su temor a que hoy lunes la apertura de las bolsas depare una nueva arremetida contra el euro y contra la economía española, informa Efe. Y es que el Ejecutivo quiere inyectar confianza en los mercados después de que la Bolsa viviera su peor semana desde la quiebra de Lehman Brothers, con una caída del Ibex del 14%.



Una incógnita

Las nuevas previsiones anunciadas ayer por Salgado, en la reunión mantenida por los ministros de Economía de la UE en la capital belga, recogen un déficit de las Administraciones Públicas para 2010 del 9,3% frente al 9,8% previsto inicialmente y del 6,5% en 2011 frente al 7,5% anterior.


Pero el Gobierno no desveló aún qué medidas adicionales de ajuste del gasto adoptará para reducir estos déficits y reconducirlos al 3% en 2013 como establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, anuncio que se reserva Zapatero para su comparecencia del miércoles. La próxima intervención en la Cámara Baja, según aseguró el presidente del Gobierno este fin de semana en Bruselas, será «el momento para hacer las consideraciones oportunas» sobre la estrategia del Ejecutivo para controlar el desequilibrio entre ingresos y gasto público.



El plan de austeridad 2011-2013 que el Gobierno presentó a principios de 2010 a Bruselas recoge el compromiso español de acometer una reducción del gasto público de 4,3 puntos porcentuales del PIB. Está en marcha el Plan de Acción Inmediata para 2010 y que comporta una reducción del 0,5% del PIB en el gasto presupuestado inicialmente. Como parte de este plan se estableció la práctica congelación de la oferta de empleo público (con una reposición global del 10% de las plazas), como por medio de una fuerte moderación salarial.  



El FMI avisa

Hace unos días el Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió a España, Irlanda y Portugal, los países que han sufrido un mayor golpe de los mercados por la crisis griega, que apliquen «rápidamente» sus planes de ajuste fiscal. La portavoz del FMI, Caroline Atkinson, reconoció que España ha presentado un paquete de medidas de contención de gasto «bastante grande», si bien dejó caer que la velocidad a la que el Gobierno quiere pasar la tijera no será suficiente.


También la Comisión Europea en su evaluación del programa de estabilidad español realizada en marzo, ya pidió a España más concreción en las medidas que pensaba tomar para recortar el déficit público, sobre todo en 2011 y 2012.



Bruselas tachó además de excesivamente optimista   el escenario macroeconómico en el que se basa el programa español, que recoge una caída del PIB del 0,3% en 2010 y un crecimiento de la economía del 1,8% en 2011.



   




Últimas noticias