Las víctimas de ETA no aceptan «ni plan A ni B»

«El tiempo se agota, y esta es la última oportunidad». Así lo cree Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), y así lo han entendido el resto de asociaciones de víctimas que han decidido darse la mano y salir unidas a la calle el 9 de abril, con una sola voz: «Por la derrota del Terrorismo: ETA fuera de las elecciones».

De izquierda a derecha Manuela Lancharro, Daniel Portero, Ángeles Pedraza, Carlos R. Cortadi y Conchita Martín, en representación de Foro Ermua, DyJ y AVT, tres de las 19 asociaciones que se han unido contra ETA.
De izquierda a derecha Manuela Lancharro, Daniel Portero, Ángeles Pedraza, Carlos R. Cortadi y Conchita Martín, en representación de Foro Ermua, DyJ y AVT, tres de las 19 asociaciones que se han unido contra ETA.

Las víctimas rechazan la presencia de ETA bajo cualquier subterfugio o disfraz. «Ni bajo las siglas de Sortu, ni a través de agrupaciones electorales, ni ‘‘empotrada'' en ningún partido legal» aceptan su regreso a las instituciones. «No aceptamos ni el plan A ni el plan B de las agrupaciones ni el plan C de Eusko Alkartasuna y los autodenominados polos soberanistas», destacan.

También rechazan los apaños penitenciarios que tienen por objetivo reducir el tiempo de prisión de los asesinos de ETA hurtando así a las víctimas su derecho a la Justicia.

«La unión hace la fuerza»

Cristina Cuesta, directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco asegura que ha sido muy importante aunar las voluntades de todas las asociaciones. «La unión hace la fuerza y en esta ocasión es la consecuencia lógica de ese consenso que firmamos en un manifiesto en el mes de noviembre». Por su parte, José María Morales, presidente de la Asociación de Víctimas en la Región de Murcia destaca que «cada uno hemos dejado de lado nuestras particularidades por un mismo fin: la derrota de ETA». «Ellos tienen muchas marcas, pero hasta que no sea firme su condena contra el terrorismo no hay que dejarles entrar en las elecciones. Deberán pasar por lo menos cuatro años sin que concurran para comprobar si lo que dicen es verdad».

También el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero considera «importantísimo» esa unión que han conseguido por primera vez las víctimas en mucho tiempo, dejando al margen los «personalismos». «Lo más importante es que todas las víctimas del terrorismo vamos juntas».
Asimismo destaca cómo ETA-Batasuna busca desesperadamente recursos financieros para subsistir, de ahí su pretensión de mantener la representación política en los municipios.
«Imploramos acabar con su entramado económico», afirma Portero. Y es que si sale adelante cualquiera de los planes de los herederos de Batasuna, la formación abertzale volvería a obtener ingresos a través de subvenciones públicas al amparo de programas presupuestarios destinados a la financiación de partidos políticos.

El presidente de Voces contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz aseguró que «siempre» estará junto a las víctimas y compartiendo sus reivindicaciones y por ello participará también en la marcha.

José Vargas, presidente de la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo (ACVOT), asegura que, aunque sea como víctima y a título personal, él acudirá a la marcha porque «los mismos asesinos que mataron a nuestras familias no se pueden haber vuelto buenos de repente» y cree que las Fuerzas de Seguridad «deberían estar muy pendientes para perseguir y descubrir a estos buenos de paja, que son unos listos capaces de dar la vuelta a todo».
De alguna manera, han empujado también a los partidos políticos a posicionarse. Partido Popular y UPyD, en concreto, ya han confirmado su presencia en la marcha.

Por otra parte, las víctimas son conscientes de que sus ideas chocan con la «euforia» o «grave complacencia» con la que algunos destacados dirigentes políticos han saludado la última trampa electoral de la banda terrorista y creen que «la vuelta de Batasuna a las instituciones liquidaría la esperanza de derrotar a ETA». La presidenta del Foro Ermua, Inma Castilla de Cortázar exige a los políticos a los que corresponde «que actúen» para «evitar que se vuelva a legitimar» a la banda terrorista.

Apoyo ciudadano

Han sido muchas las veces en las que las víctimas del terrorismo han salido a la calle y siempre con un mismo fin: la desaparición de ETA. Ellos, con sus manifestaciones masivas también impidieron que retrocediera la lucha contra el terrorismo. Vuelven a reclamar el apoyo de los ciudadanos, porque esta es la fuerza más importante que tienen.


Victoria contra Segi
El juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, prohibió tan sólo unas horas antes la manifestación prevista para las 19 horas de ayer en Vitoria, en la que se iba a recordar a los ocho huidos acusados de integrar la ilegalizada Segi, que esta semana habían anunciado acciones de protesta contra la aplicación de euroórdenes para su entrega a la Justicia española. Ismael Moreno, que se encuentra de guardia esta semana, adoptó esta decisión a instancias de la asociación Dignidad y Justicia, que el viernes había solicitado su prohibición, al sostener que la convocatoria del acto corría a cargo del Movimiento Pro Amnistía, que según los informes de la Guardia Civil se corresponde a la ilegalizada organización Askatasuna.