El tranvía obligará a reordenar de nuevo el tráfico en el centro

El tranvía obligará a reordenar de nuevo el tráfico en el centro
El tranvía obligará a reordenar de nuevo el tráfico en el centro

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, ratificó ayer que la conexión tranviaria entre la estación de Santa Justa y la plaza de la Encarnación es «prioritaria» para el Ayuntamiento, pese a la precaria situación financiera de Tussam y a los rigores presupuestarios que impone la crisis económica. Esta ampliación futura del Metrocentro estará condicionada también por la ubicación definitiva de la única estación central del metro anunciada, así que lo único claro es que obligará a una nueva reordenación viaria en el casco histórico. La empresa municipal del transporte urbano ya tiene «dibujado» el trazado del tranvía en los 1,5 kilómetros que separan Santa Justa de la Encarnación, pasando por la calle Jáuregui. Los técnicos garantizan que habrá espacio suficiente para permitir la movilidad del Metrocentro en ésta y otras angostas correderas del entorno, ya que los nuevos vagones sin catenarias reducen hasta los 2,40 metros la anchura de 2,65 metros del actual material móvil.Aun así, en la calle Jáuregui no quedará espacio para más. Si acaso, para el tránsito peatonal. En estos momentos, y cuando se implanten definitivamente las restricciones al tránsito de vehículos privados en el casco histórico, se trata de una de las principales vías de salida del centro, así que la ampliación del tranvía impondrá otra reordenación del tráfico en este entorno.Hasta que llegue ese momento, Monteseirín reitera que el tramo San Bernardo-Santa Justa tendrá que esperar en favor del trayecto entre la estación ferroviaria y la Encarnación, insistiendo en que esta plaza es «el centro del centro» para remarcar su preferencia por este enclave frente al Duque para la terminal del metro.De momento, el único proyecto con presupuesto –del Plan Proteja– y en ejecución sigue siendo la ampliación tranviaria del Prado de San Sebastián a San Bernardo, que, según las estimaciones oficiales, podrá estar terminada en septiembre próximo.