«Indignados» o cómo «morir matando»

Hoy desmantelarán el campamento tras el boicot a los alcades de ayer

Los acampados en Sol comienzan a recoger sus tiendas
Los acampados en Sol comienzan a recoger sus tiendas

MADRID- «Esta es nuestra casa» aseguraban ayer los «indignados» de vuelta a la Puerta del Sol tras concentrarse y formar una cadena humana alrededor de Cibeles, frente a la sede del Ayuntamiento de Madrid. Y es que ayer los acampados de Sol vivieron una de sus jornadas más «activas». Desde primera hora de la mañana se desplazaron a distintos puntos de la Comunidad para «boicotear» la constitución e los nuevos consistorios. Los miembros del movimiento 15-m recibieron a gritos a los nuevos alcaldes que en más de una ocasión tuvieron que ocultarse tras sus escoltas.
Frente a la sede del Ayuntamiento de Madrid se vivieron momentos de tensión y enfrentamientos entre la policía y los «indignados» que intentaron evitar que los coches de los concejales pudieran salir del Palacio de Cibeles. Finalmente la policía disolvió a los manifestantes que trasladaron a la Plaza de Cibeles.
A última hora de la tarde regresaron al campamento de Sol donde en una Asamblea ratificaron la iniciativa tomada el pasado martes de abandonar hoy la acampada tras 25 días en el kilómetro cero. Durante varias horas debatieron una propuesta de prorrogarla hasta el día 15 para convertirla en itinerante, aspecto que sí fue aceptado. Hoy recogerán el campamento y han ofrecido a los que quieran permanecer acampados que se trasladen a otra zona de Madrid.