La plataforma del 12–O pide a Wert que incida en la educación catalana

Denuncia que en las aulas se pretende «adoctrinar y desespañolizar» a los alumnos

La marcha del 12 de octubre resultó un éxito y la plaza Cataluña y alrededores se llenaron con más de 65.000 personas
La marcha del 12 de octubre resultó un éxito y la plaza Cataluña y alrededores se llenaron con más de 65.000 personas

BARCELONA– Los promotores de la manifestación del 12 de octubre en Barcelona, la Plataforma «Cataluña, tal cual», han enviado una carta al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, en la que se le muestra su apoyo a modificar el modelo educativo catalán, con el objetivo de «acabar con las prácticas destinadas a inculcar a los niños la idea de que Cataluña y España son dos realidades diferentes e incluso antagónicas».

En algunas de sus últimas declaraciones públicas, Wert se ha mostrado partidario de que los niños catalanes aprendan también la historia común. Algunas familias que quieren una educación en castellano para sus hijos han denunciado a LA RAZÓN las deficiencias que hay en la educación catalana en lo referene a Historia y Geografía de España.

Con la pluralidad
En la misiva denuncian la existencia de «un plan diseñado por los sucesivos gobiernos de la Generalitat, a través de la inmersión lingüística forzosa en catalán y la tergiversación de la Historia, de la Geografía y de la Cultura, que pretende hacer de las escuelas un instrumento para desespañolizar a los alumnos».

Esta plataforma coincide con el ministro Wert en el objetivo de conseguir que la escuela catalana transmita «valores democráticos y respetuosos con la pluralidad española y, en especial, con la propia diversidad catalana».

Los promotores de la citada manifestación requieren al ministro que demuestre con la acción legislativa y ejecutiva que es posible reconducir una situación que «favorece la creación de una escuela al servicio del adoctrinamiento nacionalista».

También piden a Wert que la reforma educativa que está impulsando «se base en el respeto al derecho a ser educado en Cataluña, tanto en su sistema escolar público como en el concertado, en las lenguas oficiales, en la elaboración de contenidos curriculares que faciliten y potencien el entendimiento entre todos los españoles, y en el reforzamiento de la alta inspección del Gobierno en Cataluña».

Uno de los promotores de la manifestación del 12–O, el presidente de la Asociación Movimiento Cívico España–Catalanes, Manel Parra, explicó ayer a este diario que «apostamos por el amor a la localidad, por lo que une a Cataluña y España».

Parra añadió que «el ministro Wert tiene razón cuando dice que no se tiene que adoctrinar, sino que se tiene que apostar por los valores democráticos». Apostó para que se enseñe «lo que somos», y pidió a la consellera de Educación, Irene Rigau, que «se ponga las pilas, porque no se puede adoctrinar a los niños».