España se juega 23000 millones

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID/VALLADOLID- Aunque el presidente del Gobierno se mostró relativamente satisfecho de que en la cumbre del pasado domingo no se hiciera ninguna mención a nuevas medidas de ajuste de la economía española, la cumbre que hoy celebran –se supone que con carácter definitivo– los jefes de Estado y Gobierno de la UE y de la Eurozona puede tener un coste muy elevado para el futuro de nuestra economía y, sobre todo, para los bancos.
Aunque lo único que parece definitivo es la quita de la deuda griega, España se juega hoy en torno a 23.000 millones de euros y un intangible: el desprestigio que puedan sufrir las futuras emisiones de deuda pública.

Inacción del Gobierno
El hecho de que los bancos tengan que reconocer que su deuda a vencimiento tiene que estar tasada a precios de mercado exigirá reconocer una pérdida en torno al 2%, como reconoció la ministra de Economía, Elena Salgado, lo que podría traducirse en 3.000 millones de euros en sus carteras. Además, la elevación de las exigencias capital hasta el 9% podría obligar a las cinco mayores entidades financieras españolas a «buscar» 20.000 millones de euros bien por la vía de aumentar su solvencia o reduciendo los activos ponderados por riesgo.

El Partido Popular se ha quejado de que el Gobierno no ha peleado lo suficiente para sacar provecho de la situación en que se encuentran los bancos españoles por su exposición al sector inmobiliario. Francia y Alemania han llevado las discusiones a su terreno para minimizar los daños que la quiebra de Grecia va a suponer a las entidades financieras.
Para el principal partido de la oposición, España tenía que haber jugado su batalla en que el fondo de rescate participara también en la quita de los activos inmobiliarios de nuestro sector bancario, como Sarkozy y Merkel han hecho con sus bancos y la quiebra de Grecia. Fuentes del PP han comentado que sería una contradicción que España aportara 80.000 millones de euros en avales al fondo de rescate para arreglar los problemas bancarios de los países que lideran la UE.

Para Mariano Rajoy, lo peor es que la deuda española quede estigmatizada a partir de ahora. Una deuda de un país cumplidor; una deuda que no ha tenido un solo problema desde mediados del siglo XIX».

 

PREOCUPACIÓN EMPRESARIAL
Patricio Llorente / Presidente Corporación Llorente
Espero que Europa actúe con rotundidad. Debería haber un factor diferenciador entre la banca europea y la española».
Antonio Méndez Pozo / Vic. Consejo Superior de Cámaras
Esperemos que se nos reconozca la seriedad en el cumplimiento de nuestra deuda y que las vergüenzas de otros no nos perjudiquen».
Alfonso Jiménez / Presidente de Cascajares
Me parecería muy grave que devaluaran la deuda española. Sería un lastre para nuestro país. Es un tema que nos puede hundir».
Fernando Casado / Director general de CEC
Confío en que se dote al fondo de estabilización de una cifra suficiente sin que nos penalice, porque España siempre ha pagado».
Jaime Grego / Presidente Laboratorios Leti
Espero que la Unión Europea lance mensajes coherentes que den estabilidad para que la gente se tranquilice».
Francisco Boada / Presidente de Abantia
En la cumbre europea de hoy debería salir un acuerdo en el sentido de que ponga certidumbre a la situación».