El PP pide «que se acoja» a los cristianos perseguidos

El martes se presentará en el Congreso una moción al Gobierno

Mientras Europa condena la persecución (en la imagen, los funerales por los asesinados en enero en Egipto), el Gobierno español mira hacia otro lado y se escuda en la Alianza de Civilizaciones
Mientras Europa condena la persecución (en la imagen, los funerales por los asesinados en enero en Egipto), el Gobierno español mira hacia otro lado y se escuda en la Alianza de Civilizaciones

MADRID- El Grupo Parlamentario Popular, por medio de su diputado Jorge Fernández Díaz, defenderá el próximo martes en el Congreso una moción condenando la violacíon reiterada de la libertad religiosa en el mundo e instando al Gobierno a tomar medidas concretas para proteger a las comunidades perseguidas.

En la moción, los populares condenan «con la mayor firmeza los brutales ataques terroristas y la persecucion religiosa que están sufriendo las comunidades cristianas en diversos países de Asia y África, así como los que puedan sufrir otras confesiones». Para el principal partido de la oposición, el Gobierno debe tomar medidas concretas como «la posibilidad de acoger en España a cristianos orientales que se encuentren en una situación de peligro, así como conceder prioridad a las minorias cristianas en los fondos para la Protección del Desarrollo». De igual modo se debe «promover y liderar cuantas iniciativas sean pertinentes para proteger a las minorías perseguidas, así como utilizar la política exterior para que se cumpla el artículo 18 de la declaración de los derechos humanos sin que suponga esto una discriminación a las distintas confesiones religiosas». Por último se pide al Gobierno la «aplicación del principio de reciprocidad para que los cristianos y demás minorías religiosas perseguidas gocen en todos los países del mundo de las mismas garantías que en los países occidentales».

La actitud del Gobierno frente a los ataques contra los cristianos está siendo poco rotunda. Jorge Moragas, diputado popular, ya denunció «el silencio atronador que el Gobierno ha mantenido en sus comparecencias públicas a la hora de condenar la persecución que sufren los cristianos».

Mientras el Gobierno de España mira hacia otro lado, los gobiernos europeos y la Unión Europea condenan duramente los ataques. A principios de este año, el Parlamento Europeo aprobó una resolución pidiendo especial atención para la violencia dirigida contra las minorías religiosas. Asimismo, tras el atentado contra la comunidad copta de Alejandría, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, no dudaron en condenar personalmente los ataques y exigieron al entonces presidente Mubarak una protección eficaz de las minorías cristianas. Sin embargo, en España, la ministra de Asuntos Exteriores se escudó en la defensa de la Alianza de Civilizaciones y respondió a la intervención de Moragas que «de expresiones de rechazo contra el terrorismo, no aceptamos lecciones de nadie».


Los que más sufren
Los cristianos son el grupo religioso más perseguido en el mundo. En la moción presentada por el Partido Popular se enumeran todos los atentados que han sufrido las minorías cristianas durante el año pasado. Alejandría, Bagdad, Nigeria o Irán son algunos de los lugares donde la cristianofobia provocó sus últimas víctimas.
Según la organización católica Ayuda a la Iglesia Necesitada cerca de 150.000 cristianos son asesinados actualmente. Un 75% de las víctimas de persecución religiosa en el mundo son cristianas.