Diez años de memoria histórica: 199 fosas republicanas y una nacional

Priaranza del Bierzo es un pueblo leonés con seis minúsculas aldeas, 868 habitantes registrados en el último padrón (y bajando) y trece cadáveres republicanos. Los que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica localizó, rescató y honró hace justo ahora diez años. Trece civiles del bando perdedor asesinados el 16 de octubre de 1936 por los nacionales.

Excavación de una fosa de la guerra civil en el pueblo de Camuñas
Excavación de una fosa de la guerra civil en el pueblo de Camuñas

Una década y 200 fosas después, el debate de la memoria histórica, lejos de atemperarse, continúa. ¿Ha servido para unir o para separar a los dos bandos? A esta peliaguda pregunta quiere dar respuesta el CSIC, que ha reclutado a un "ejército"de forenses, biólogos, juristas, antropólogos, sociólogos, politólogos e historiadores de distintas instituciones para evaluar el impacto que estas exhumaciones han tenido en la sociedad.

De momento, sus responsables aceptan poner un dato sobre la mesa. Aunque es difícil dar una cifra exacta, en estos diez años se han abierto unas 200 fosas utilizando métodos científicos. En sólo una de ellas, salvo algún que otro caso aislado, había víctimas del bando nacional: la que en 2009 documentó la presencia de decenas de civiles asesinados por los republicanos y arrojados a una mina de Camuñas (Toledo).

¿Por qué sólo se excava en busca de víctimas republicanas? ¿No las hay en el bando nacional? ¿O es que sus familiares no quieren recuperarlas? ¿Se han honrado ya todos los cadáveres de la España que ganó la guerra?

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Santiago Macías, está convencido de que hoy en día "no quedan víctimas nacionales en las cunetas, y de las fosas en las que se sabe que hay víctimas civiles, como Paracuellos o Camuñas, sus familiares se niegan a sacarlas. Y me parece respetable".

"Durante el franquismo –añade Macías- se homenajeó sólo a los muertos de un bando. El régimen no perdió el tiempo, y durante 40 años hubo miles de exhumaciones pagadas con dinero público y documentadas en el BOE. El bando nacional, salvo muy pocas excepciones, sacó a sus muertos y los homenajeó. Pero en las cunetas, como puede haber en pueblos de León, Burgos o Valladolid, yo garantizo que no hay".

Las víctimas de la tercera España
Sin embargo, el experto en georadares Luis Avial, que ha participado entre otras en las excavaciones de la mina de Camuñas, no está de acuerdo con este argumento. "Las familias del bando republicano tienen todo el derecho del mundo porque no debe haber gente en las cunetas. Pero hay víctimas de los dos bandos, y sobre todo de la tercera España, que tiene al 90% de los muertos".

¿Buscaría entonces la ARMH víctimas nacionales si se lo pidieran? "No trabajamos pensando en ningún bando, trabajamos porque no debe haber víctimas en las cunetas, y eso vale para todos. Pero no se dará el caso, porque no hay fosas del bando nacional", zanja Macías.

 Aún así, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica se define como "un movimiento social de búsqueda de desaparecidos y desaparecidas como consecuencia de la represión franquista", aunque admite que "ha evolucionado en el tiempo".

"Se están haciendo las cosas mal"
A la hora de hacer balance de todo lo que ha llovido desde el 23 de octubre de 2000, Macías lamenta que "a veces se meta a la sociedad en un debate político farragoso que no es positivo para nadie", y cree que el Estado "no quiere asumir realmente sus competencias, que van más allá de conceder subvenciones concretas".

Avial está de acuerdo en que "se están haciendo las cosas bastante mal, porque se está subcontratando a los familiares para que rescaten a los desaparecidos, aunque se muestra "perplejo"ante la proporción de víctimas de uno y otro bando. "9 de cada 10 cadáveres que se buscan son republicanos. O mejor, 9,9 de cada 10", concluye.

¿Cuántos son en realidad los muertos? Los historiadores del CSIC embarcados en el proyecto parten de un presupuesto 50.000 civiles muertos en la retaguardia republicana y unos 150.000 en la nacional. "Somos conscientes de que el tema es muy complejo y puede levantar muchas susceptibilidades. Pero queremos registrar qué está pasando e intentar comprender por qué", concluyen.