MENÚ
martes 11 diciembre 2018
09:44
Actualizado

Soprano

Anne Schwanewilms: «Es una de las mejores puestas en escena en la que he cantado»

La intérprete, una de las mayores especialistas del mundo en Strauss, encarna a La Mariscala

  • Anne Schwanewilms: «Es una de las mejores puestas en escena en la que he cantado»
    Anne Schwanewilms: «Es una de las mejores puestas en escena en la que he cantado»

Tiempo de lectura 4 min.

27 de noviembre de 2010. 22:59h

Comentada
27/11/2010

Es alta, muy alta, pelirroja, alemana, y se apellida Schwanewilms. Estaba predestinada, por tanto, a cantar Wagner. Empezó, pero su pasión por Strauss pudo más.

-Está considerada una de las principales especialistas mundiales en Strauss, ¿qué tiene el compositor que le atrae tanto?
-Que mi voz es la adecuada para sus composiciones: clara y potente como para sobrepasar a la orquesta;  además, me encanta cantar líneas largas y domino el legato... Así que es perfecta para este compositor (y ríe sentada con una pierna sobre el asiento del pianista).

-¿Pero elige voluntariamente más papeles de este autor o es sólo una cuestión vocal?
-No puedo cambiar mi voz, es mi naturaleza. Me costó mucho tiempo definirla. Empecé como una mezzo y luego evolucioné y me alegró mucho cambiar de registro. ¡Por fin sabía quién era! Al menos vocalmente. (Y vuelve a soltar una carcajada).

-Cantará este papel en cuatro o cinco producciones distintas esta temporada, ¿no le cansa?
-Siempre encuentro cosas nuevas y cada producción aporta ideas diferentes. El papel de La Mariscala es especial, lo vas cantando mejor a medida que cumples años, por tanto, puedes enriquecerlo con tu biografía. En esta música hay tantas cosas que expresar...

-Es complicado en el sentido vocal, aunque también en el actoral, pues se trata de una reflexión sobre la madurez, el papel del amante, pero su personaje, a ratos, también resulta muy banal.
-Lo importante es lograr mostrar un equilibrio de valores, aun cuando estos muchas veces dependan de la puesta en escena. Por ejemplo, cuando habla del paso del tiempo,hay montajes que tratan de mostrarlo a través de mi cara; en otros por medio de un espejo...

-Se hablan maravillas de esta producción, ¿qué le parece?
-Cuenta la historia de forma integral. Por ejemplo, en el primer acto, los espejos están dispuesto de tal manera que te permiten ver qué ocurre detrás de la escena. El público se pregunta si se verán reflejados. Hay cierto humor detrás de esta intención. Al final, todo es negro, pero se corre una cortina y surge una fantástica escena de otoño. Es una de las mejores producciones en la que he cantado.

-Este título tiene una de las más bellas páginas operísticas de Strauss, el trío de su personaje  junto a Sophie y Octavian.
-El final del tercer acto vale por toda la ópera. En este título tengo la suerte de mostrar todos los colores de mi voz porque el personaje evoluciona: en el primer acto es romántica, entusiasta..., lo que no tiene nada que ver con la reacción cuando deja marchar a Octavian con Sophie, pero durante todo ese tiempo es, oficialmente, La Mariscala.  En el trío hay un sentimiento muy triste, pero que a mí me encanta interpretar.
 
-Ninguno de sus compañeros en este reparto es alemán, ¿le importa?
-Yo también hago, de vez en cuando, repertorio francés e italiano y no soy de ninguno de esos países. Nuestra misión como artistas es transportar sentimientos sea en el lenguaje que sea. La lengua es mi voz.
 
-Es además una especialista en lied. Ahora está de gira con «Las cuatro últimas canciones» de Strauss. 
-En un recital uno está solo y en pocos minutos saltas de una atmósfera a otra, de un personaje a otro. Exige una concentración diferente a la ópera.
 
-Este año cantará en Salzburgo «La mujer sin sombra».¿Qué expectativas tiene?
-Estuve estudiando mi papel durante las vacaciones del verano pasado. Es un personaje brillante, pero aún me queda por avanzar puesto que hay que llegar a notas muy altas y sentimientos muy extremos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs