La Asamblea aprueba la reforma de la Ley de Medidas tras el acuerdo social

Juan Carlos Ruiz explicó que la merma de 37 euros y medio no es comparable con los 100 que redujo Zapatero.

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Juan Carlos Ruiz, ayer durante su intervención en la Asamblea
El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Juan Carlos Ruiz, ayer durante su intervención en la Asamblea

MURCIA- La Asamblea Regional aprobó ayer, con los votos favorables del Partido Popular y en contra del Partido Socialista e Izquierda Unida, la modificación de la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas, que se acordó con los sindicatos de educación y de sanidad para mejorar aspectos salariales y laborales del ajuste.
Por su parte, PSOE e IU pidieron la retirada de la iniciativa que aseguran supone un «retroceso» en los derechos de los trabajadores, mientras que el PP recordó que fue el propio Gobierno de la Nación el que les «obligaba» a presentar esta ley que estará vigente hasta final de año.
Durante el debate y desde el hemiciclo se escucharon las consignas de los representantes sindicales de UGT, CCOO y Sterm-Intersindical, que se encontraban concentrados en la puerta del Parlamento murciano para protestar por la nueva regulación y contra el acuerdo de modificación, aprobado ayer.
La sesión la abrió el portavoz del PP en la Asamblea, Juan Carlos Ruiz, para explicar que fue el Gobierno de España el que obligó a la Comunidad de Murcia a presentar antes del 24 de diciembre un plan de reducción del gasto. En este sentido, Ruiz aseguró que en todo momento el presidente autonómico, Ramón Luis Valcárcel, se mostró dispuesto a negociar y que eso hicieron hasta llegar a un acuerdo con los sindicatos mayoritarios en los sectores de la sanidad y educación. Para el responsable popular no puede ser un «brutal» recorte los 37 euros y medio menos que cobrarán los trabajadores públicos de educación frente a la media de 100 euros de reducción que aplicó el Gobierno central «sin contestación».
Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Begoña García Retegui, dijo que el principal problema es que el ajuste y su posterior modificación afecta a los servicios por la pérdida de puestos de trabajo y que no va acompañado de una memoria económica. En la misma línea, se pronunció el representante de IU, José Antonio Pujante, que reprochó al Gobierno regional que cualquier medida que afecte a la función pública no se lleve previamente a las mesas de negociación.
Por su parte, Ruiz reprochó al PSOE que hable de déficit cuando el Gobierno central está en el doce por ciento, tras lo que recordó que fue el Gobierno de la Nación el que obligó a presentar esta Ley y que ha sido la voluntad de negociación del Gobierno regional la que ha permitido el acuerdo con sindicatos de educación y sanidad.

Igualdad en la financiación
Asimismo, en la sesión plenaria de ayer se aprobó, con los votos del PP e IU, la iniciativa legislativa, que deberá ser aprobada en un próximo pleno, para la reforma de la legislación estatal, destinada a «corregir las desigualdades y la antigüedad» derivada, según el portavoz adjunto del PP, José Antonio Ruiz Vivo, de la interpretación que ahora se hace del sistema de financiación autonómico acordado en 2009.
La norma será sometida ahora en debate en una Comisión Sectorial, aunque según fuentes del PP no se aceptarán enmiendas. Posteriormente, en un pleno aún por ordenar, se le dará el visto bueno.
Con ella se pretende que «la interpretación actual del sistema de financiación autonómica, incluida en los presupuestos generales del Estado de 2011, no pueda privar a la Comunidad de Murcia de disponer de importantes recursos para sus políticas públicas», según destacó Ruiz Vivo, para quien «se trata de no admitir un sistema que se interpretó para favorecer el tripartito catalán». A su juicio, esta interpretación desde ser rechazada por la Asamblea Regional «porque incumple doce de los 21 puntos del acuerdo sobre la financiación que se firmó en esta cámara en 2009», indicó.