Arenas a Griñán: «Es un peligro para el Estado del Bienestar»

«Hay dos modelos. El PP creó cinco millones de empleos y Zapatero ha creado cinco millones de parados»

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ayer durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz
El presidente del PP-A, Javier Arenas, ayer durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz

Sevilla-El debate económico se coló en el Parlamento. La misma guerra que están librando a nivel nacional los dos principales partidos por la custodia de los derechos sociales y por marcar las diferencias de modelo aterrizó ayer en el ruedo andaluz. Humeaba la frase de Rubalcaba asegurando que el PP lo que pretende es «desguazar» el Estado del Bienestar y la promesa de los dos principales candidatos de que no bajarán el sueldo ni a los funcionarios ni a los pensionistas. Cada formación quiere ponerle al rival en las manos la «motosierra» de los recortes. Y los dos huyen. El PP tiene un argumento base que ayer el líder regional de esta formación, Javier Arenas, se encargó de recordárselo a Griñán: «Sí hay dos modelos, el del PP, que creó cinco millones de empleos en ocho años y el de Rodríguez Zapatero, que ha creado cinco millones de parados». El presidente de la Junta definió a los dirigentes socialistas como los «arquitectos de un sistema de protección social» que nunca –argumentó– ha llevado la firma del PP y deslizó que «las familias andaluzas han conservado íntegramente todos los derechos». El coordinador regional de IULV-CA, Diego Valderas, sacó la lista de sus economistas de cabecera: Viçens Navarro, el llevado y traído Nobel Paul Krugman. Parafraseando a este último, dijo que Griñán ha actuado «como el mal médico, creyendo que desangrando al enfermo le iba a quitar los males». Para la formación de izquierdas, la única salida es a través de la intervención pública y tomando medidas que «golpeen a los poderosos».

«Qué es privatizar»
Polémicas habituales en la sesión de control al Ejecutivo como la competencias sobre el Guadalquivir, la trama de los ERE o el veto a los alcaldes cedieron terreno a la confrontación de los dos pretendidos modelos. Arenas traía la frase hecha de casa y se la repitió en varias ocasiones al presidente andaluz: «Usted es un peligro para el Estado del Bienestar». Griñán miró, como es costumbre, a otras regiones gobernadas por el el PP. «Le voy a explicar qué es privatizar. Es dar a una familia que tiene unos ingresos de 120.000 euros 1.800 euros por llevar a sus hijos a un colegio privado, como se está haciendo en la Comunidad de Madrid». El PP atacó con cifras. Algunas las dio Arenas durante su intervención: sólo el 13 por ciento de las guarderías las gestiona la Junta; el resto está o en manos privadas o en manos municipales. Respecto a los centros de día, deslizó que 112 son de titularidad pública y 256 privados. «La Junta es plusmarquista nacional en la gestión privada de los centros públicos». El PP aportó algunos datos más, basándose en información del Ministerio de Educación, según la cual los centros concertados de educación no universitaria han aumentado un 47,3 por ciento entre el curso 2003-2004 y el 2009-2010.

En tromba salieron a hacer declaraciones los consejeros de Educación, Sanidad e Igualdad, Francisco Álvarez de la Chica, María Jesús Montero y Micaela Navarro. Negaron la privatización de servicios públicos. «El sistema educativo andaluz da servicio a cuatro millones de ciudadanos que observan cada día el servicio público que reciben, que saben que hay más ayudas a la familia y más profesores, con 10.066 interinos contratados a día de hoy», apostilló De la Chica, informa Ep.