María Teresa Campos no se cierra al amor

La periodista, mucho más delgada, disfruta de su actual etapa televisiva mucho más tranquila y visiblemente feliz. No tiene novio pero tampoco quiere complicarse la vida. Como dice a la revista 'Semana' en una extensa entrevista "si se encuentra a alguien es para ser feliz y no para tener problemas".

A María Teresa le entusiasma que le sigan preguntando por sus romances, y aunque está muy bien en este momento de su vida en el que no tiene pareja, confiesa que estaría "encantada"de compartir su vida con un "señor estupendo", hacer viajes, ir al cine... Eso sí, advierte que para que le hagan la vida imposible "mejor estar solo y con amigos y amigas maravillosos, que es lo que yo tengo", reconoce a 'Semana'.

La veterana periodista tiene muy claras sus prioridades y afirma que el amor "no lo es de una persona que tenga su edad", aunque reconoce que si viene no está cerrada a ello. Fabulosa, María Teresa Campos enseña a la revista su espectacular casa en Madrid, con un bonito jardín y estancias muy amplias y con clase.

La presentadora se muestra encantada con su programa de Tele 5 '`Qué tiempo tan feliz!', con el que ya lleva un año y desde el pasado fin de semana se emite, además de las tardes de los sábados, también los domingos.

Gemma Mengual, una mamá feliz
El once de noviembre Gemma Mengual se estrenó como madre con el nacimiento de su primer hijo, Nil. Tanto su pareja, el empresario Enric Martín, como la campeona de natación sincronizada están muy emocionados y deseando disfrutar de la experiencia de ser padres. Gemma compareció ante los medios a la salida del Hospital de Barcelona para presentar a su pequeño junto a Enric, ambos muy felices.

La madre de Gemma fue a quien se le ocurrió el original nombre de Nil, quien vino al mundo con 3,620 kilos y midiendo 51,2 centímetros. Tal y como cuenta la deportista catalana a la revista 'Semana' "fue un parto natural, bastante rápido y fácil".

Cuando salieron del hospital, el niño estaba dormido, pero Gemma afirmó que se parece al padre. La relación de esta pareja se remonta tres años atrás. Enric es el mejor amigo del mánager de la nadadora y fue amor a primera vista. Ahora empiezan muy ilusionados una nueva etapa de su relación, la de formar una familia.

La gran campeona ha confesado que desea volver a la competición en los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres, pero por ahora disfruta de su pequeño en su casa de Sant Cugat. En una entrevista concedida a 'Semana' reconoce que ahora lo que le apetece es estar una temporada con Nil y que cuando vaya acostumbrándose a su nueva situación se "planteará otras cosas".

La reina Rania de Jordania deslumbra al Camp Nou
El encuentro que disputó el Bara frente al Villarreal este fin de semana en el Camp Nou se vio eclipsado por la reina Rania. Y es que los reyes de Jordania y sus cuatro hijos hicieron una visita relámpago a Barcelona y no dejaron pasar la ocasión de animar a su equipo preferido.

La imagen de la reina de los jordanos proyectada en las pantallas gigantes del Camp Nou, como muestra la revista 'Lecturas', provocó que los seguidores blaugranas desviaran, por un momento, la vista de las genialidades de Messi, Villa o Iniesta.

Como ya escribiera Rania en Twitter, "no hay nada como ver al Barcelona jugando en casa". Y si es con la familia, mejor. Y es que los monarcas estuvieron acompañados en todo momento en el palco de sus cuatro hijos, incluido Hussein, hincha del Bara y al que los jugadores regalaron un balón firmado y una sudadera.

Además de animar a su equipo favorito, Rania y su marido Abdalá también disfrutaron de otras exquisiteces de la Ciudad Condal. Aunque no pudieron ir a comer a 'El Bulli', el restaurante de Ferrán Adria, por estar cerrado, los reyes se alojaron en el mejor hotel, el Mandarín Oriental, y degustaron, eso sí, un gazpacho un tanto descafeinado ya que el ajo y la cebolla fueron sustituidos por melón y fresas.