Ingresará Isabel Pantoja en la cárcel

Julián Muñoz se enfrentará a siete años y medio de cárcel y su ex mujer, Maite Zaldívar, a la misma pena que la popular cantante.

.
.

Julián Muñoz aprovechó su estancia en el Ayuntamiento de Marbella, principalmente en los años en que ostentó el bastón de alcalde, entre 2002 y 2003, para «enriquecerse económicamente, haciéndose con un importante patrimonio»; y pese a que no se ha podido determinar con exactitud la cuantía «del dinero así obtenido», la Fiscalía Anticorrupción la estima en más de tres millones y medio de euros. Una parte importante de ese dinero «lo ocultaba en el extranjero».

Para lograr sus objetivo de ocultar su origen, Julián Muñoz se sirvió de su propia familia y de personas ligadas a él por vínculos afectivos. «En un primer momento se valió de su entonces mujer, María Teresa Zaldívar, sus hijas y su cuñado. Posteriormente, a partir del año 2003, emplea el mismo sistema con su nueva pareja, María Isabel Pantoja, escudándose en ésta para dar salida a los fondos generados y de procedencia presuntamente delictiva». Ambas conocían la procedencia ilícita de ese dinero y, pese a ello, «se prestaron, cada una en su momento, para servir de cobertura al ocultamiento de los bienes y el dinero adquiridos ilícitamente por Julián Muñoz», señala el fiscal.

En lo que afecta a Isabel Pantoja, ese trasvase de fondos ilícitos se habría producido con la compra de dos inmuebles: un apartamento del hotel Guadalpín y el chalet «Mi gitana». En relación con el primero de ellos, la Fiscalía señala que oficialmente fue adquirido el 24 de febrero de 2003 por una sociedad en la que Isabel Pantoja figuraba como administradora única. El apartamento tenía 181 metros cuadrados y el precio fijado superaba los 353.000 euros, una compra realizada «en condiciones muy favorables, ya que el precio de venta tuvo una reducción estimada en torno a un 33,75 por ciento».

Sin embargo, Anticorrupción esgrime que esa sociedad no tenía ingresos que justificasen semejante adquisición. De hecho, a 31 de diciembre de 2002, sólo tenía en cuenta un «saldo positivo de 14,98 euros».

Y en cuanto a la importante rebaja del precio, también Anticorrupción encuentra una justificación: «Hay que vincularla con las resoluciones dictadas en esa época por Julián Muñoz Palomo como alcalde accidental del Ayuntamiento de Marbella, y en virtud de las cuales favoreció a los grupos empresariales del grupo» constructor».

Inyección de fondos

Respecto al chalet «Mi gitana», el precio fijado en la compraventa superó los 3,3 millones de euros y en ella intervino como compradora otra sociedad de la que también era administradora única Isabel Pantoja. La fórmula empleada para hacer frente a ese pago fue «ideada» por la artista y por Julián Muñoz, y, en realidad, el dinero procedía igualmente de los «fondos de procedencia delictiva» del ex regidor marbellí.

El fiscal también alude a la «inyección de fondos» por parte de Julián Muñoz a sociedades de Isabel Pantoja que tenían como objeto social el arrendamiento de explotaciones ganaderas. Una de esas empresas recibió subvenciones de la Junta de Andalucía.En cuanto a los movimientos de las cuentas bancarias de Isabel Pantoja, el Ministerio Público constata que es a partir del inicio de su relación con Julián Muñoz cuando esas cuentas «van a recibir abonos de efectivo metálico muy significativos». Así, señala entre otras operaciones, los cuatro ingresos registrados el 29 de diciembre de 2003 por 129.00 euros.

Una condena «muy razonable»

La Fiscalía Anticorrupción pide tres años y medio de cárcel y una multa de 3, 7 millones de euros para la intérprete de «Hoy quiero confesar» por blanqueo de dinero. «Es una petición muy razonable, ya que se trata de un delito continuado. No es excesiva», comenta a LA RAZÓN Patricio Sánchez, abogado penalista. El Código Penal impone una pena máxima de seis años y una multa según de la cantidad de dinero de la que se ha lucrado el delincuente. Además, en el caso de Isabel Pantoja, «lo importante es restituir el daño causado», explica el letrado. Con respecto a la posibilidad de entrar en prisión de la tonadillera, Sánchez no lo descarta: «Si se la condena a más de dos años, tendrá que cumplirlos. No importa que sea la primera vez que delinque. Además, si no puede pagar la multa, los años que tendrá que pasar entre rejas aumentan». No obstante, el abogado no excluye un posible acuerdo entre las partes por el que Pantoja no entraría en la cárcel, siempre que no se incluyan posibles agravantes o atenuantes,informa Belén Velasco.