El favorito de Gadafi desafía a los rebeldes

Los periodistas que se encontraban alojados en el Hotel Rixos se sorprendieron cuando apareció en la madrugada del martes Saif al Islam Gadafi y les dijo: «He venido a refutar las mentiras». Y es que tan sólo 24 horas antes los rebeldes habían anunciado la detención de Saif, de 39 años, a quien antes de las revueltas le esperaba un prometedor futuro al frente de Libia, y no sólo eso, la Corte Penal Internacional llegó a negociar la entrega del sospechoso para ser juzgado en La Haya.

Saif al Islam recorrió Trípoli junto a la Prensa internacional
Saif al Islam recorrió Trípoli junto a la Prensa internacional

Educado en los mejores colegios y universidades del mundo y visto por la comunidad internacional como un reformista, en febrero, Saif al Islam –que significa «Espada del islam»– cambió su cara más amable para advertir que su familia iba a luchar «hasta el último hombre, la última mujer, la última bala».

Durante la madrugada pasada, en plena lucha entre rebeldes y gadafistas por Trípoli, Saif se dirigió al hotel en el que se encontraba la Prensa internacional a bordo de un vehículo blindado. En la puerta, un grupo de libios se acercaba a él para mostrarle su apoyo. Con un «look» mucho más militar, –Saif solía vestir siempre elegantes trajes de Brioni– invitó a un grupo de periodistas a que le acompañaran por ciertas zonas de Trípoli, en las que precisamente de todos eran fervientes simpatizantes de Muamar Gadafi. Matthew Price, corresponsal de la BBC, se sorprendió al verle en el Rixos. «Pensé que era otro truco, otra trama de los pro Gadafi. No veía nada. No había electricidad en el hotel». Al periodista, que le describió como «confiado y lleno de adrenalina», le confesó que los rebeldes habían caído en una «trampa». «Les hemos hecho pasar un mal rato y ahora estamos ganando». A la agencia AP le contó con su acento británico cómo los rebeldes habían conseguido tomar tantas zonas ayudados por la OTAN gracias a una guerra electrónica.

Sin duda, la pregunta que todos los periodistas hicieron al segundo hijo de Gadafi fue si su padre se encontraba en Trípoli. El doctor por la London School of Economics –a la que donó 1,7 millones de euros y ahora investigan si plagió su tesis–, reconoció a los reporteros que «por supuesto que su padre se encontraba bien y en la capital libia». En cuanto a su orden de arresto, añadió: «Que le den al Tribunal Penal Internacional».


La Haya se defiende
El Tribunal Penal Internacional emitió en junio una orden de arresto contra Muamar Gadafi, su hijo Saif al Islam y el jefe de Inteligencia, Abudulá Senussi. El domingo por la noche, comenzaron la negociación con el Gobierno rebelde de Bengasi para que Saif fuera entregado al Tribunal. Sin embargo, ayer, y ante la reaparición del segundo hijo de Gadafi, difundieron que nunca confirmaron que estuviera capturado por los rebeldes.