La región aporta el 62% de todo el paro generado en España entre abril y junio

SEVILLA- Los datos del segundo trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA) superan las previsiones más pesimistas. Andalucía cuenta con 1.362.900 parados. La tasa roza ya el 34 por ciento (33,92), es decir, exactamente uno de cada tres personas en condiciones de trabajar está en el paro. Pero sin duda el peor termómetro lo ofrece la comparativa a nivel nacional. En todo el territorio del Estado, el desempleo subió en 53.500 personas. En la comunidad el aumento fue de 33.300, un 2,5% más en relación al trimestre anterior. La cuenta es simple. Andalucía aglutinó la gran bolsa de aumento del paro entre abril y junio, copando un 62 por ciento de la subida en España.

Sólo Ceuta tiene una tasa de paro superior a Andalucía (39,4 por ciento). En el otro extremo se sitúa el País Vasco, que no llega al 15 por ciento (14,56). Todas las provincias se sitúan por encima del umbral psicológico del 30 por ciento. A la cabeza están Jaén y Granada con un 37,18 y un 36,49 por ciento respectivamente. Son las dos provincias con la tasa más alta de España. Sevilla es la provincia con un nivel de desempleo más bajo y tiene el 30,94 por ciento de su población activa en la cola del paro, seguida de Huelva, con un 31,92 por ciento.

En los últimos doce meses, el desempleo aumentó en 184.000 personas –el mayor interanual de toda España, seguido de Cataluña, con 130.700 más en el último año–. El incremento es del 15,61 por ciento. El número de ocupados descendió en 133.500 personas: un 4,79 por ciento en relación con el mismo trimestre del año anterior. Bien es cierto que Andalucía también fue la comunidad que lideró el aumento de la población activa. El dato es llamativo. Mientras que en los últimos 12 meses el número de activos descendió en Cataluña en 84.000 personas, en Andalucía aumentó en 50.600. Este es uno de los principales lastres que se han señalado reiteradamente por la Junta de Andalucía.

De los 1.362.900 parados, 744.400 son varones y 618.500 mujeres. En cuanto al total de ocupados, de los 2.655.400 andaluces, 1.491.800 son hombres y 1.163.600, mujeres. La tasa de paro andaluza es 9,29 puntos superior a la nacional (24,63 por ciento). La tasa de desempleo femenina es 1,41 puntos mayor que la masculina en la comunidad.

Tanto los partidos políticos como los agentes económicos y sociales mostraron ayer una gran preocupación por los datos. La escalada del paro se inició en Andalucía a mediados de 2007, concretamente el mes de junio, y desde entonces, salvo intermitencias, no ha cesado. Hace ya meses que se superó el larguero del millón de parados y no hay un horizonte cierto de tocar fondo. Las previsiones del Gobierno central para el próximo año son de recesión y caída del PIB. En España y en Andalucía se seguirá destruyendo empleo. La alarma es especial en este trimestre porque se produce en meses en los que tradicionalmente ya comienzan a notarse las contrataciones en el sector turístico. El PSOE-A cargó contra la reforma laboral del Gobierno central y el PP-A criticó el fracaso de las políticas activas de la Junta. El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, habló de cifras de «vergüenza» y llamó a «la rebelión y a la movilización».