Sorprendente por Iñaki Zaragüeta

La Razón
La RazónLa Razón

Es lo que faltaba, que los policías se coaligaran de alguna forma con los «okupas» del 15-M. Discrepo de la protesta del Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos contra la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento por programar una mascletà para el domingo pasado.
Aclaremos las ideas. Cualquier riesgo por la actuación vandálica y de riesgo, fue consecuencia de la actuación de los manifestantes, que no respetaron las vallas de seguridad, ni a los miembros de la Policía local y nacional, ni a la ley. Por tanto, no desviemos la vista de quienes pretenden refugiarse en estos movimientos sociales cuando, en realidad, su objetivo se centra en desestabilizar al Gobierno y la sociedad democrática. Lo preocupante es que en ellos se escuden también algunos partidos de izquierda, desde el PSOE para allá.
Paula Sánchez de León y Rita Barberá acertaron al no reprimir a los 5.000 manifestantes -¿qué hubiera sucedido si lo hubieran hecho?- y actuar con inteligencia y firmeza para que no se apoderaran de lo que no les pertenece, la Plaza del Ayuntamiento, como les facilitó hace un año el Gobierno de Zapatero. Así es la vida.