El rey de los Belgas estudia la posibilidad de formar un Gobierno «de urgencia»

El rey de los belgas, Alberto II, estudia la creación de un Gobierno "de urgencia"ante la imposibilidad de las fuerzas del país, en plena crisis política desde las elecciones de junio, para formar un nuevo Ejecutivo, se informó hoy.

El rey se ha reunido ya con el líder liberal francófono y uno de los viceprimeros ministros en funciones, Didier Reynders, para valorar si es necesario extender las atribuciones al actual Gobierno en funciones o bien crear un Gabinete de urgencia, según informa la agencia Belga. Para este fin también tiene previsto recibir en los próximos días en el palacio de Laeken a varios líderes de los principales partidos del país (Laurette Onkelinx, de los socialistas francófonos; Steven Vanackere, de los democristianos flamencos; Joëlle Milquet, de los centristas francófonos, y Guy Vanhengel, de los liberales flamencos).

Las negociaciones para formar un nuevo Gobierno capaz de emprender una reforma del Estado para desbloquear la situación política del país siguen en punto muerto, y continúa una nueva "misión de conciliación"para estudiar cómo retomar el diálogo. El pasado día 21 de octubre, el rey encargó el líder de los socialistas flamencos y ex ministro Johan Vande Lanotte la misión de buscar un nuevo Gobierno, la quinta misión de este tipo encargada por el monarca en cuatro meses.


 Antes de la actual misión de "conciliación", ha habido trabajos de "clarificación", de "mediación"y de "preformación"en la compleja dinámica política belga para la constitución de Gobierno. Los principales puntos de fricción entre los partidos flamencos y francófonos son el modelo de financiación de las regiones, los derechos lingüísticos de la minoría francófona que reside en la periferia flamenca de Bruselas y la transferencia de más competencias a las regiones.

Siete partidos, aspirantes a formar parte de la futura coalición gubernamental, continúan negociando la reforma del Estado: tres francófonos -socialistas (PS), verdes (Ecolo) y centristas (CDH)- y cuatro flamencos -socialistas (SP.A), verdes (Groen), democristianos (CD&V) y soberanistas (N-VA).