Eurocopa

Una Selección española para la eternidad

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Con su espectacular victoria sobre Italia, la Selección española no sólo ha logrado revalidar su reinado en Europa, inaugurado hace cuatro años: también se ha consagrado como uno de los equipos nacionales más brillantes de la historia del fútbol. En este europeo, «La Roja» ha batallado con coraje, con limpieza y con un despliegue técnico que ninguna otra selección ha podido igualar. Toda España hizo piña en torno a este equipo que nos ha hecho soñar y nos ha permitido tocar el cielo con las manos. Una Selección para la eternidad. Gracias, campeones.
 

Del Bosque, un español y un deportista ejemplar
Sin una figura tan determinante como Vicente del Bosque es probable que la Selección no hubiera alcanzado la cima del planeta fútbol. Heredó de Luis Aragonés los mimbres de un magnífico equipo, pero él tuvo la humildad e inteligencia necesarias para aprovechar lo bueno y potenciarlo con nuevas incorporaciones. Un señor dentro y fuera del campo, Del Bosque le ha dado fe y personalidad a un proyecto futbolístico que va mucho más allá del terreno de juego.
 

La primera victoria fue luchar todos unidos
En el fútbol como en la vida no hay éxitos individuales, sino empresas colectivas en las que cada cual aporta lo mejor de sí mismo. La Selección no ha sido una mera agregación de figuras, por geniales que sean, sino la combinación de diferentes cualidades puestas al servicio de un mismo objetivo. Por eso, ayer, antes incluso de que el mediocre árbitro portugués pitara el comienzo del partido, España ya había ganado su principal reto: el de luchar todos unidos dejando a un lado colores, clubes y banderías. Así se logró la primera victoria.