El misterioso «sucesor» de Google promete un cambio radical en las búsquedas

Volunia es el nombre del nuevo buscador de Internet en ciernes y sobre el que reina el secretismo acerca de cómo se diferenciará del resto de sus competidores. La trayectoria de su creador en Google, sin embargo, avala el proyecto.

Presentación de Volunia
Presentación de Volunia

Si no fuera porque Massimo Marchiori es profesor asociado de la Universidad de Padua y mantiene una cuota importante del éxito de Google en Internet, podría tomarse su último proyecto a broma. El informático italiano ha presentado un vídeo en YouTube en el que, ajeno a cualquier alarde técnico y audiovisual, aparece sentado en un parque y desplegando sobre una pizarra algunas claves de «Volunia», nombre con el que ha bautizado a su buscador, aún en desarrollo. Una puesta en escena que puede haber provocado más de un comentario jocoso en Sillicon Valley, pero que en la realidad ha generado ya numerosas referencias en páginas web y ha levantado una fuerte expectación en la Red.Larry Page y Sergey Brin, padres de Google, nunca han escondido que fuera obra de Marchiori la idea del «PageRank» (un algoritmo que evalúa la relevancia de los contenidos de cada página web), un concepto que tanto éxito le dio a la postre al famoso buscador de Internet.Un voto de confianza para avalar el proyecto de «Volunia», del que se desconocen los pormenores por miedo a que la competencia copie la «innovadora» idea en la que se basará el motor de búsqueda que, en palabras de su creador, no tiene nada que ver con lo que existe actualmente en el mercado. Está previsto su lanzamiento antes de fin de año, pero también éste dato se mantiene como un misterio.«Por el momento no puedo decir nada más, lo siento mucho. Una empresa como Google, por poner un ejemplo, no tendría ninguna dificultad en poner a trabajar a cien ingenieros día y noche en nuestra idea y salir al mercado antes que nosotros», ha advertido Marchiori. «Si no pensara que esto es algo grande, capaz de competir con los gigantes de la búsqueda online, nunca me habría metido en esto», ha señalado. «Si Google usa un palo de golf, nosotros trabajemos con el florete de un esgrimista. La diferencia de nuestro motor de búsqueda es lo que nos permitirá salir a la luz. Porque "Volunia"va a ser muy útil para la gente», anuncia. «Ninguno de nosotros sueña con crear un motor de búsqueda mejor que Google. Creemos que podemos crear un motor simplemente diferente a Google», reconoce Mariano Pireddu, un empresario de Cerdeña con 20 años de experiencia en el sector tecnológico y que financia esta iniciativa junto al propio Marchiori. Proyecto con sello italianoEl sitio web (http://www.volunia.com) permite a los internautas registrarse con la idea de convertirse en «usuarios avanzados» que prueben la versión beta del buscador y tengan comunicación directa con los desarrolladores. La sede de la compañía está por el momento en Padua ya que buena parte de los informáticos son ex alumnos de Marchiori en la universidad, y los servidores serán instalados en Cerdeña. Marchiori es miembro de la junta del «Consorcio de World Wide Web» (W3C), dirigida por Tim Berners Lee, y ha trabajado en la «Plataforma para preferencias de privacidad» (P3P) y en el «Lenguaje de Ontologías Web» (OWL).