ANÁLISIS: Las multas eficaces por Olga ARDERIU RIPOLL

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Cuáles son los principales obstáculos legales con los que se puede encontrar el Gobierno si decide penalizar a los clientes de prostitución?
–Si queremos considerarlo como un delito, deberíamos reformar el Código Penal e introducir la conducta como agravante para la pena. Hoy, en varias ciudades se imponen sanciones administrativas, es decir, multas. No son muy eficaces. En Barcelona, por ejemplo, casi no se han aplicado. Al principio y cada vez que los vecinos se quejan, la Policía actúa durante unos días y después continúa todo igual.

- ¿Qué tipo de penalizaciones se podrían regular?
–Contra el proxeneta ya existen penas de cárcel. Aunque el apartado primero del artículo 188 es suficientemente amplio como para penar a todos aquellos que se «lucren explotando la prostitución», el principal problema es conseguir pruebas para poder formalizar la acusación. Si se plantea penalizar al cliente, la pena seguramente sería inferior, aunque antes se crearía un debate criminal amplio para saber qué queremos perseguir.

- ¿La sociedad española está concienciada de esta necesidad?
–No estoy segura de que exista un consenso muy amplio, aunque existen sectores muy convencidos de hacerlo.


Los datos
- 18.000 millones
Es la cantidad de dinero que genera cada año la prostitución en España, 50 millones diarios.
- Obligadas
El 90 por ciento de las mujeres que trabajan en el mundo de la prostitución son víctimas de las mafias de trata. De ellas, la mitad son suramericanas.


Olga Arderiu Ripoll
Vocal de la Comisión de Mujeres abogadas del Colegio de Abogados de Barcelona