Una prueba de alcoholemia delató al asesino de «Pagaza»

Brillante operación de la Ertzaintza, que esclarece uno de los crímenes más odiosos de la banda terrorista. 

Detenido el presunto asesino de Joseba Pagazaurtundua
Detenido el presunto asesino de Joseba Pagazaurtundua

MADRID- La División Antiterrorista de la Ertzaintza, en la segunda operación de importancia desde que Rodolfo Ares es consejero de Interior del Gobierno vasco, detuvo en la madrugada de ayer a los presuntos etarras Gurutz Aguirresarobe –al que se le imputa el asesinato de Joseba Pagazaurtundua, jefe de la Policía Local de Andoain, el 8 de febrero de 2003– y Aitziber Ezkerra, su compañera sentimental en el momento del atentado. La pistola con la que se cometió el crimen es la misma utilizada para matar, el 6 de mayo de 2001, al entonces presidente del PP en Aragón, Manuel Giménez Abad, por lo que las investigaciones se centran ahora en determinar si Aguirresarobe pudo cometer también este asesinato.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas, el arrestado ha podido ser identificado gracias a su ADN, que coincide con uno de los encontrados en el lugar del crimen, en el bar Daytona, situado en el número 27 de la calle Agustín Leiza de la citada localidad guipuzcoana. El presunto asesino de Pagazaurtundua dejó restos de ADN en una taza de café que se tomó en el citado bar antes de disparar a bocajarro al policía y huir del lugar del crimen.

Agentes de la Ertzaintza sometieron en los últimos meses, en varias ocasiones, a pruebas de alcoholemia a Aguirresarobe con el fin de comprobar que su ADN era, en efecto, el que fue encontrada en la taza de café, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas. El hecho de que tuviera que soplar en el alcoholímetro permitía obtener su ADN sin ningún tipo de problemas.

Desde que se produjo la acción criminal, la División Antiterrorista de la Ertzaintza trataba de identificar al autor de los tres disparos que acabaron con la vida de «Pagaza», como se conocía popularmente a la víctima. Gurutz (Cruz, en castellano) Aguirresarobe había estado detenido en 2005, por desórdenes públicos en Rentería, pero, según se comprobó con posterioridad, la máquina encarga de verificar los ADN no había funcionado correctamente.


Ezquerra ayudó a «Susper»
Hace algunos meses, según las citadas fuentes, se verificó que el ADN encontrado en la taza de café utilizada por el pistolero, mientras esperaba a que el bar «Daytona» se quedara medio vacío y pudiera así atacar sin problemas a «Pagaza», que desayunaba allí todos los días, era el de Aguirresarobe.

Por lo que respecta a la que era su novia en el momento del asesinato, el 8 de febrero de 2003, Aitziber Ezquerra, en la actualidad tiene otra pareja. Fue detenida en su momento ya que su nombre aparecía entre los que tenía el cabecilla etarra Ibon Fernández Iradi, «Susper», dentro de una amplia lista de individuos que colaboraban o estaban dispuestos a colaborar con ETA. Durante su arresto, reconoció que había ayudado a «Susper» cuando actuaba como «liberado» (fichado y a sueldo) en Guipúzcoa, así como a otro pistolero de las mismas características.

La Ertzaintza realizó ayer diversos registros en los domicilios y lugares de trabajo de los arrestados, así con en el piso de los padres del detenido, en el barrio donostiarra de Añorga, sin que al cierre de esta edición se tuvieran noticias de hallazgos de armas o explosivos. Los agentes analizan ahora el material informático y la documentación incautada.


Rosario de amenazas
En el momento del atentado, Pagazaurtundua se encontraba de baja médica. Había sufrido numerosas amenazas de los proetarras en un municipio cuyo alcalde era, precisamente, de Batasuna. El atentado fue perpetrado minutos antes de las diez de la mañana, por un individuo que entró en el bar y esperó a que Pagazaurtundua se quedara solo para dispararle tres tiros a bocajarro. Al asesino le esperaban en la calle otros individuos que le ayudaron a huir.

Pagazaurtundua fue trasladado al hospital Donostia de San Sebastián, donde finalmente falleció. De 45 años, estaba casado y tenía dos hijos. Pertenecía a la Agrupación Socialista de Andoain y estuvo afiliado al sindicato UGT y a Euskadiko Esquerra. Era miembro de la plataforma «Basta Ya». Pagazaurtundua continuaba en su puesto y vivía en Andoain, pese a las amenazas y a haber sufrido atentados anteriores. En 1990, le quemaron el coche; en marzo de 2001, tiraron artefactos explosivos al balcón de su domicilio, y, en septiembre del mismo año, le quemaron otra vez el vehículo.


De «legales» a «durmientes»
- Según explicó el consejero de Interior vasco, Rodolfo Ares, los detenidos formarían parte, cuando se cometió el asesinato de «Pagaza», de una célula «legal» (no fichada) encuadrada en el «comando Donosti», aunque después habrían pasado a la situación de «durmientes» a la espera de recibir órdenes de ETA. Durante semanas, los agentes han vigilado a Aguirresarobe, pero no se han constatado contactos con ETA en la actualidad, lo que ha llevado a la Ertzaintza a sospechar que pertenece a esa «célula durmiente».


Gurutz Aguirresarobe
Miembro «legal» (no fichado) de ETA cuando «Pagaza» fue asesinado; se integró después en una célula «durmiente».
Aitziber Ezquerra
Condenada por colaboración con ETA, los investigadores sospechan que prestó su ayuda en el atentado contra «Pagaza».