Coraje fuerza e ilusión ante el futuro

El presidente de Castilla y León inicia con estos retos su cuarto mandato y pide ayuda a Dios para «servir mejor» y «poder resolver los problemas»

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, el vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo
El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, el vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo

Coraje, fuerza, ilusión y convicción para afrontar el futuro. Estos valores, a juicio del presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, durante su cuarta y última toma de posesión, deberán ser los que imperen durante los próximos cuatro años. Pero no sólo entre los integrantes de su partido, dado que su gobierno, refirió, deberá ser «abierto», porque «necesitará del apoyo y la participación de todos».

Los casi 200.000 parados castellanos y leoneses, «muestra más dura de las dramáticas consecuencias de la crisis», volvieron a estar presentes en la intervención de Herrera, quien recordó ante la Cámara autonómica que «estamos para trabajar en común y sacar adelante este proyecto» desde el autonomismo útil, leal y cooperativo. En este contexto, manifestó que «será necesaria la ayuda de todos», entre ellos los tres grupos parlamentarios, para hacer frente a proyectos compartidos, estrategias de Comunidad.

Y es que, remarcó Herrera, la mayoría absoluta lograda por el PP, que cuenta para los próximos cuatro años con 53 procuradores en las Cortes, «no da derecho a poseer todas las fórmulas, a estar siempre en el acierto». Al respecto, el presidente incidió en su objetivo de favorecer en Castilla y León la más rápida recuperación económica y en la mejora de la calidad de los grandes servicios públicos, a la par que remarcó que «son tiempos de exigencia», en los que «los ciudadanos nos piden que nos esmeremos en austeridad, eficiencia y participación».

Cooperación horizontal
Juan Vicente Herrera, quien estuvo arropado por el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, y el presidente de La Rioja, aprovechó la presencia de ambos y defendió el despliegue de «todas las posibilidades de cooperación horizontal entre autonomías» y puso ejemplos de actuaciones llevadas a cabo con la vecina comunidad autónoma, como las referidas al Camino de Santiago, a las comunicaciones de los corredores de Ebro y Duero y a la defensa de la Agricultura y la Ganadería.

También tuvo palabras de agradecimiento Herrera para sus predecesores en el cargo, los que estuvieron presentes -todos salvo Aznar-, refiriéndose a Demetrio Madrid como un hombre de «probada fortaleza», al trabajo de José Constantino Nalda como «siempre serio», a Jesús Posada como «alguien que da distancia para resolver mejor los problemas», y a Juan José Lucas como su «maestro y mentor». Igualmente aludió a los responsables de las instituciones de autogobierno, a los agentes sociales, responsables de gobiernos locales y organizaciones profesionales agrarias, entre otros colectivos.

«A los 55 años uno no puede deparar demasiadas sorpresas, ni siquiera en casa, donde están tranquilos», ironizó Herrera, quien reiteró su compromiso con un contrato, con un compromiso, aunque, dijo, «es verdad que luego las circunstancias mandan, desbaratan propósitos, planes», como ocurrió en la legislatura anterior. Herrera agradeció el apoyo de su familia: «sin vosotros, no tendría sentido nada, sois mi ayuda, mi soporte, sois fundamentales», a la par que pidió «ayuda a Dios para estar a la altura, servir y ser útil y resolver los problemas de los castellanos y leoneses».