MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
14:56
Actualizado

El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España Jacobo Israel Garzón entrega a Pilar Rahola el premio «Senador Ángel Pulido 2009»

  • La Comunidad Judía en España entrega a Pilar Rahola el premio «Senador Ángel Pulido 2009»
    La Comunidad Judía en España entrega a Pilar Rahola el premio «Senador Ángel Pulido 2009»

Tiempo de lectura 4 min.

03 de junio de 2009. 12:05h

Comentada
3/6/2009

La periodista y escritora Pilar Rahola ha afirmado que en España existe un pensamiento único sobre Israel, y ha abogado por la necesidad de salir del maniqueismo de buenos y malos en el conflicto palestino.
       Rahola, que recibió anoche el premio "Senador Ángel Pulido 2009", que otorga anualmente la Federación de Comunidades Judías en España, indicó: "no estamos en un país en el que exista un problema de religiones", sino que el principal problema para los judíos "son algunos de nuestros colegas de izquierdas y del periodismo único".
       La periodista, que denunció los actos de antisemitismo que se vienen produciendo en España, y de los que ella ha sido víctima por decir que se trata de un problema complejo, indicó que intelectuales y gente importante "se vuelve imbécil cuando habla de Israel".
       "Sobre Israel no se debate, se impone un pensamiento único; se repiten los clichés y se cae en un maniqueísmo de buenos y malos que no ayuda a nadie. Es la derrota del periodismo español".
       Pilar Rahola, tuvo palabras de agradecimiento por "el orgullo y el alivio que supone ver que alguien te quiere", pero también el premio -agregó- conlleva una enorme responsabilidad que le lleva a implicarse más, a comprometerse más "en plantar cara con la palabra en las trincheras" en las que todavía hay mucho que hacer.
       Las premiada dirigió estas palabras al Ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que estuvo entre los asistentes al acto, y que había expresado el propósito del Gobierno de "mantenerse vigilante y beligerante" contra cualquier brote de antisemitismo.
       "Ninguna sociedad que se considere decente, dijo Caamaño, puede olvidar el Holocausto. Tolerancia cero con el antismetismo", afirmó rotundo, en respuesta a la intervención de Jacobo Israel Garzón, presidente de la Federación de Comunidades Judías, que había denunciado el crecimiento de actos de antisemitismo en España.
       Caamaño se refirió a la reforma de la Ley de Libertad Religiosa en trámite, reforma que busca, explicó, establecer las reglas de convivencia y la mejor política de igualdad y de equiparación respecto de las confesiones religiosas, respetando las diferencias.
       Jacobo Israel Garzón, que abrió el acto, señalo que la comunidad judía española "está con la legitimidad del Estado de Israel, independientemente de cual sea su Gobierno", citó casos recientes de antisemitismo en España con motivo de la reciente operación israelí en Gaza, y recalcó que "queremos la paz con todos los vecinos, la paz para todos".
       Valoró las actuaciones del Gobierno español en torno a la libertad religiosa y el reconocimiento de las minorías, así como el trabajo que al respecto viene realizando la Fundación Pluralismo y Convivencia, y agregó que "necesitamos que el Estado avance en la neutralidad religiosa y que se resuelvan algunos problemas".
       Y citó al respecto la atención religiosa en los cuarteles, la necesidad de suelo público para la construcción de sinagogas, el avance del antisemitismo, la conservación del patrimonio y un sistema de financiación estable.
       Durante la cena, Enrique Múgica, que recibió el premio "Senador Ángel Pulido" el pasado año, presentó a Pilar Rahola, mientras que el embajador de Israel en España, Raphael Schultz  expresó su reconocimiento y amistad a la homenajeada, por su defensa del Estado de Israel.

Últimas noticias