La crisis hace mella en el PSOE que pierde votantes y empata con el PP

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID- Siete meses después de las elecciones generales, y de celebrarse hoy los mismos comicios, tanto PP como PSOE empatarían. Ambos partidos obtendrían un 39,7 por ciento de los votos, prácticamente el mismo resultado que el pasado julio. Entonces, la situación era del 39,5 por ciento para los socialistas y 39,3 para los populares. Así se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de octubre, cuyos resultados coinciden con los del sondeo de NC Report publicados el lunes por LA RAZÓN y que también presagiaba un empate. Es la primera vez, desde que el PP perdió las elecciones en 2004, que el partido de Rajoy alcanza en un sondeo a la formación de José Luis Rodríguez Zapatero Pero estas «tablas» desvelan también que desde abril el PP ha aumentado su expectativa de voto en más de 2 puntos (37,6 por ciento frente al 39,7), mientras que el PSOE ha visto cómo la crisis le ha hecho perder casi 4 puntos (43,6 por ciento en abril, frente al 39,7 actual). Por detrás, IU (4,3 por ciento), CiU (3,8) y UPyD (2,9). Y esos puntos que ha perdido el PSOE son la consecuencia de la valoración que los españoles tienen de la gestión del Gobierno de Zapatero. De esta forma, son ya un 34,1 por ciento los ciudadanos que califican la labor del Ejecutivo de mala o muy mala, un punto más que en julio. En este contexto cobra relevancia la opinión de los españoles sobre la situación económica. Son dos de cada tres los que la tachan de mala o muy mala, frente a sólo un cinco por ciento que creen que es buena o muy buena. De cara al futuro, los optimistas son el 12 por ciento y los pesimistas la mitad. En lo que a la calificación de la situación política se refiere, un 40,5 por ciento cree que es o mala o muy mala mientras que sólo un 12,7 la considera buena. Pero hay más, ya que la confianza en el presidente del Ejecutivo ha vuelto a descender. Si en abril un 46 por ciento de los encuestados confiaba mucho o bastante en Zapatero, ahora son sólo un 34,5. El barómetro también vuelve a hacer hincapié en las preocupaciones de los españoles. El paro sigue siendo para casi dos de cada tres ciudadanos el mayor problema, seguido de la economía (54,7 por ciento) y la inmigración (24,5). Los últimos atentados de ETA han provocado que aumente la preocupación por el terrorismo, pasando del quinto puesto en julio al cuarto, con un 22,5 por ciento. Y a la hora de valorar a los miembros del Gobierno, los encuestados sólo aprueban a tres de ellos, eso sí, con aprobados muy «raspados». La ministra de Defensa, Carme Chacón; el de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la vicepresidenta De la Vega. Son los únicos que pasan el corte. Zapatero obtiene un 4,7; Bernat Soria, un 4,46, Elena Salgado, un 4,5... Así, hasta las dos peores notas del Ejecutivo socialista: El 3,65 de la «novata» Bibiana Aído y el 3,69 de la titular de Fomento, la siempre polémica Magdalena Álvarez.