MENÚ
viernes 14 diciembre 2018
09:52
Actualizado

Joan Curcó / Director general de Fomento de Centros de Enseñanza

«La educación por sexos no discrimina y es constitucional»

«La decisión de Cantabria de cortar la ayuda a un centro perjudicará a miles de padres»

  • «La educación por sexos no discrimina y es constitucional»
    «La educación por sexos no discrimina y es constitucional»

Tiempo de lectura 4 min.

21 de abril de 2009. 03:16h

Comentada
21/4/2009

Madrid- Es un convencido de las bondades de educar a niños y a niñas por separado porque  «donde se ha aplicado este modelo se han visto resultados muy llamativos». Cree que el modelo se extenderá en España «si somos capaces de superar prejuicios trasnochados». Por eso pide al nuevo ministro de Educación «que no se ponga trabas a ningún proyecto educativo legítimo». No se altera por la «guerra» contra estos colegios (que ha comenzado por uno de sus centros en Cantabria), porque está seguro de  ganar la batalla legal. 
–¿A qué atribuye el ataque frontal a la educación diferenciada de  las autonomías socialistas?
–Habría que preguntárselo a los responsables de esas comunidades. Lo cierto es que la educación diferenciada es plenamente constitucional. Se ha aducido que la LOE establece como criterio de admisión que no se puede discriminar por razón de sexo, pero es que esto mismo lo dice la Constitución del 78. Si hasta ahora estábamos dentro de la Constitución cabe pensar que, como no ha cambiado, seguimos siendo una opción educativa que está dentro del marco de la Carta Magna.
–¿Cree que hay otras razones de fondo?
–Que se diga que la LOE es el motivo que lleva a ese cambio de actitud me parece que es una excusa para quitarnos el concierto.
–¿Y no cree que las autonomías socialistas que quieren quitar la subvención a sus colegios y ustedes están dando interpretaciones distintas a un mismo enunciado de la ley?
–La educación diferenciada no discrimina por razón de sexo. Es falso. Es plenamente constitucional porque nos avalan varias sentencias del Tribunal Supremo, además de los acuerdos internacionales firmados por el Gobierno de España. Además, hay un corpus jurídico internacional que deja claro que la educación diferenciada no discrimina.
–¿Cree que la supresión de ayudas es una maniobra orquestada por el Gobierno central?
–Habría que preguntárselo al Gobierno. Nosotros estamos convencidos de que la educación diferenciada es legal, cumple todas las leyes y es un modelo que está vigente en otros países con una larga tradición democrática. La decisión de suprimir las ayudas a los colegios de Cantabria la vamos a recurrir y estamos convencidos de que los tribunales nos van a dar la razón. Es una injusticia y perjudicará a miles de padres y muchos profesores, además de un ataque a la libertad de los padres para educar a sus hijos conforme a sus convicciones pedagógicas.
–¿Por qué es buena la educación por sexos de los alumnos?
–La educación diferenciada es una cuestión de libertad. En Fomento apostamos por la educación personalizada porque es lo que pedían los padres. Nos parece que la educación por sexos nos permite personalizar la educación y al mismo tiempo esto ayuda a desarrollar al máximo las potencialidades de los alumnos y alumnas, logrando en el fondo una mayor igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.
–¿Cuál es su receta para acabar con el fracaso escolar? Porque sus colegios registran las tasas más bajas.
–Es un problema complejo que requiere un análisis en profundidad, pero lo que sí creo es que hay que abordarlo sin prejuicios ideológicos. Nuestra tasa está por debajo del 5% y creo que la clave está en la educación personalizada.
–¿Y qué entiende por educación personalizada?
–Cada niño es un ser singular, único e irrepetible y por lo tanto hay que dedicarle mucha atención para ayudarle a desarrollar al máximo sus potencialidades.  Cada uno de nuestros 23.000 alumnos tiene un profesor que habla con él con frecuencia, le ayuda a que se conozca mejor, a marcarse metas, busca qué aspectos tiene que mejorar y también se reúne con los padres del alumno un par de veces al trimestre. Es imposible dar calidad educativa si no se implica a los padres en la educación de los hijos.


Querer para educar
Desde 2005 es director general de Fomento de Centros de Enseñanza, pero lleva 22 años trabajando en esta empresa educativa de inspiración cristiana fundada en 1963 por un grupo de padres, profesionales y educadores que la constituyeron con el objeto de ofrecer a la sociedad una educación de calidad, creativa e innovadora. Hoy cuenta con 23.000 alumnos, 35 colegios y más de 3.200 profesores. Siempre ha tenido presente en su quehacer profesional lo primero que aprendió en un curso para profesores noveles de la mano de Tomás Alvira, uno de los fundadores de Fomento de Centros de Enseñanza: «Para educar es muy importante saber querer, por eso los primeros educadores son los padres. Un profesor que no tenga en cuenta esto, será un instructor, no un educador».

Últimas noticias