«La píldora del día después no se puede vender como si fuera una aspirina»

En la actualidad, en la Comunidad se prescribe la píldora en los propios centros de salud de manera gratuita. 

«La píldora del día después no se puede vender como si fuera una aspirina»
«La píldora del día después no se puede vender como si fuera una aspirina»

Los farmacéuticos de Castilla y León aseguran que la llamada «píldora del día después» no se debe vender como si se tratara de una aspirina debido a que un medicamento de urgencia y no un método anticonceptivo al uso, por lo que ven necesario protocolos de actuación a la hora de ser dispensado.Jesús Aguilar, presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de la Comunidad, señalaba la preocupación que existe en este colectivo en la Región por la «parte sanitaria», tras el anuncio realizado por la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, de que esta «píldora se venderá en farmacias, sin receta médica y a mujeres sin limitación de edad.«Hay que marcar protocolos de actuación desde la Junta para poner pautas» sobre cómo actuar cuando una persona pida esta medicación y «cómo asegurar si la puede o no tomar, ya que se trata de una droga».En estos momentos, en Castilla y León, este medicamento se prescribe en los centros de salud de manera gratuita.Venta «no libre»Por su parte, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Valladolid, Juan de Dios Jódar Pereña, insistía en que el hecho de que se dispense sin receta no significa que la venta «sea libre», ya que «sigue siendo un medicamento, no es un gel de baño, un cosmético o unas vitaminas», informa Efe Se trataría de «un traspaso de responsabilidad a los farmacéuticos» en cuanto a los plazos en los que se debe tomar esa píldora, la cuantificación y la no dispensación del mismo «si se cree que no está indicado» porque pueda interactuar con otra medicación.«Un medicamento de urgencia no puede ser un metodo anticonceptivo al uso, y nuestra labor es garantizar su uso adecuado», reflexionaba el responsable de los farmacéuticos de Valladolid, quien insistía en no se puede dispensar como una aspirina, que tiene la categoría de «medicamento publicitado» en el que a su juicio no cabría esta píldora.Personalmente, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zamora, José Espinosa Navarro, opinaba que la «prescripción médica» de la píldora del día después es «importante».Por último, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de León, Antonio Carrasco, se mostraba cauto ante el anuncio de dispensar la píldora poscoital sin receta médica y sin límite de edad, a la espera de conocer cómo se desarrolla la legislación actual, especialmente en lo que concierne a los menores.«No nos puede parecer bien o mal; la ley está para cumplirla y ya está; entiendo que el farmacéutico asesorará, como cuando se compra una aspirina», dijo.