Los ideólogos de la ley reducen sus expectativas para conseguir apoyos

Los ideólogos de la ley reducen sus expectativas para conseguir apoyos
Los ideólogos de la ley reducen sus expectativas para conseguir apoyos

Madrid- El proyecto presentado ayer por los expertos del Ministerio de Igualdad fue tachado por grupos pro vida y por la oposición de permisivo, «aberrante» y se dijo que disparará el número de interrupciones del embarazo. Sin embargo, lo que presentó ayer Bibiana Aído es una versión «descafeinada» de las primeras propuestas del comité de expertos. Ocurrió lo mismo con la propuesta que salió del Congreso de los Diputados. Los motivos son varios: por una parte, la propia división interna que impera en el PSOE con este asunto. Por otro lado, el Partido Socialista, pese a la oposición frontal del PP, pretende obtener el máximo consenso posible en el Parlamento. Y, por último, la necesidad de no toparse con problemas jurídicos en el futuro, dado que el Constitucional ya se ha pronunciado en varias ocasiones a favor del «derecho a la vida». Éstos son algunos de los aspectos de la futura ley que han sido «suavizados»: - Semanas de gestación. La primera propuesta que plantearon los expertos en las reuniones celebradas el pasado otoño fue la de pedir la autorización del aborto libre en los primeros seis meses: hasta la semana 24. De haberse hecho así, la ley española, junto con la holandesa, sería la más permisiva de toda Europa. Meses después, pasaron a sostener la postura de que la viabilidad fetal está en 22, como dicta la Sociedad Española de Ginecología. Pero detrás de la reducción de 24 a 14 semanas en los plazos está una orden directa del Gobierno, de acuerdo con fuentes cercanas al comité. - Menores de edad y permiso. «Si una joven puede tener relaciones sexuales consentidas a los 13 años, ¿por qué no va a decidir abortar a los 14?». Con este argumento, algunos de los miembros del comité de expertos pretendían rebajar aún más la edad legal para abortar sin consentimiento expreso de los padres (en su propuesta final la fijan en 16 años). Esta idea, sin embargo, choca todavía más con la Ley de Autonomía del Paciente, por lo que prácticamente se hace imposible llevarla a cabo.- Píldora «del día después». Los expertos confirmaron ayer que son partidarios de la libre dispensación de la denominada píldora postcoital, que en la actualidad sólo se da bajo prescripción. También defienden la financiación pública de los preservativos y de todo tipo de métodos anticonceptivos. Se trata de medidas muy caras, además de polémicas, que no aparece, finalmente, de forma explícita en el informe de conclusiones. El documento sólo apunta vagamente la necesidad de tomar medidas para prevenir los embarazos no deseados.- Objeción de conciencia. Pese a la intención inicial, al igual que ocurrió en la subcomisión del Congreso para el estudio de la nueva ley, las referencias a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios –un derecho individual reconocido por la Constitución– casi han desaparecido del informe final.