Urkullu: «Al PSE sólo le preocupa la Lendakaritza»

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha explicado hoy que su partido ha ofrecido al PSE "un acuerdo para la estabilidad institucional"en Euskadi y que tenga "su correspondencia en instituciones del Estado", propuesta que han rechazado los socialistas porque su "único propósito es tener la Lehendakaritza".Así lo ha asegurado Urkullu en una rueda de prensa tras comenzar PNV y PSE, a iniciativa de los nacionalistas, la ronda de encuentros entre los partidos vascos para negociar la formación de mayorías para la investidura del próximo lehendakari.Esta primera reunión se ha celebrado esta mañana en Bilbao y por parte del PNV han asistido, además de Urkullu, el candidato a lehendakari, Juan José Ibarretxe, y los presidentes de la formación en Vizcaya, Guipúzcoa y Álava, Andoni Ortuzar, Joseba Egibar e Iñaki Gerenabarrena, respectivamente.La delegación socialista ha estado integrada por el presidente del PSE, Jesús Eguiguren; el secretario de Organización, Rodolfo Ares, y los secretarios generales de los socialistas alaveses y guipuzcoanos, Txarli Prieto e Iñaki Arriola, respectivamente."El PNV es el partido más votado y no va a renunciar a presentar candidato a lehendakari", que sería Ibarretxe, ha avanzado Urkullu.Ha recalcado que el acuerdo presentado al PSE "va más allá de la elección de lehendakari en un día determinado de 2009", ya que ofrece estabilidad para "los próximos cuatro años", y ha especificado que el PNV "ha ofrecido completarlo con las fórmulas necesarias, bien en un Gobierno de coalición o en un pacto de legislatura".Se trata de "un proceso de conversaciones y negociación para alcanzar un acuerdo que dé estabilidad política e institucional"a Euskadi, "que tenga, además, su correspondencia en la estabilidad de otras instituciones incluso del Estado", ha señalado Urkullu.Ha subrayado que el acuerdo se "asienta"en el "reconocimiento de la pluralidad política de la sociedad vasca", la "voluntad de abrir una nueva etapa en Euskadi para instaurar una cultura política basada en el diálogo y la cooperación entre diferentes"y la exigencia de la sociedad vasca de un "liderazgo compartido".Ha dicho que los retos del acuerdo serían "superar la crisis, elevar el listón ético y construir un proyecto de país desde las instituciones vascas, profundizando en el autogobierno".Urkullu ha añadido que el acuerdo presentado al PSE, que incorpora un "calendario"y una "metodología"para su desarrollo, contaría con bases como un plan de choque para afrontar la crisis y por el empleo; la búsqueda de la paz y la lucha contra el terrorismo; la estabilidad de las instituciones vascas para profundizar en el citado autogobierno y la superación de la política de bloques para lograr el acuerdo entre diferentes."La respuesta que hemos obtenido es que el PSE entiende que los resultados electorales le garantizan tener lehendakari", ha afirmado Urkullu, quien ha agregado que los socialistas han dicho que "después de la elección de lehendakari ya se verá".El dirigente del PNV ha puesto de relieve que esta respuesta del PSE se ha producido "cuando hay una diferencia de 6 escaños y 80.000 votos y sin preocuparse por la situación que vive la sociedad", y ha resaltado que "la sociedad vasca no ha dicho que el lehendakari tenga que ser socialista".Ha asegurado que el PSE "está de acuerdo con las bases del acuerdo, pero solo si el lehendakari es socialista", lo que ha tildado de "ejercicio de cinismo político que el PNV no puede aceptar"."Es una trampa a la sociedad recabar los apoyos del PP para tener lehendakari y luego ofrecer al PNV, el partido más votado, las bases que él mismo le ha ofrecido", ha agregado.Urkullu ha adelantado que el PNV "no da nada por zanjado. Hablaremos con el resto de formaciones políticas, pero si hemos establecido estas bases"en el acuerdo "es obvio que estamos fijando nuestra mirada en el PSE", ha sentenciado.