Rajoy exige la dimisión de la ministra «especialista en organizar caos»

Madrid- La gestión de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, vuelve a estar en entredicho. El presidente del PP, Mariano Rajoy, exigió ayer la dimisión de Magdalena Álvarez después del caos y el colapso que las nevadas caídas en toda España generaron en las carreteras y, en Madrid, en el aeropuerto de Barajas. La acusó de «extender su ineficacia por tierra, mar y aire» e incluso sugirió con sorna cambiarse de acera al encontrarse a la ministra porque «es una pesadilla». La reprochó que en la jornada del viernes estuviese «donde siempre» y la consideró «especialista en organizar el caos». En esta línea, ironizó con que la fama de la ministra «traspasa fronteras» porque es «pionera» en incrementar los problemas y «garantía» de que «el menor incidente acaba convirtiéndose en un gigantesco problema». País «incivilizado» El presidente de los populares se mostró especialmente indignado con el hecho de que el aeropuerto de Madrid-Barajas se mantuviese cerrado cinco horas por una nevada de pocos centímetros. «Es impropio de un país civilizado que en pleno año 2009 se cancelasen cientos y cientos de vuelos y se machacasen los intereses de los ciudadanos». Rajoy volvió a arremeter contra la situación que se ha vivido en el aeropuerto madrileño al tachar de «inaceptable» que se deje a la gente «en la calle», teniendo en cuenta que la española es una de las principales economías del mundo. Para el líder de la oposición, esto es la «demostración inequívoca de la ineficacia e incapacidad del Gobierno central porque ayer nevó en España pero Magdalena Álvarez no lo sabía», bromeó en un mitin en Lugo, en donde presumió de haber conseguido llegar a la ciudad lucense «a pesar» de la ministra y del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Rajoy también fue víctima del caos aéreo y contó su experiencia personal en el aeropuerto de Barajas. Así explicó que su avión a Galicia salió con hora y media de retraso y con la ausencia de 20 pasajeros que «no fueron localizados». También expuso que la compañía aérea transmitió a los pasajeros que no habían podido meter las maletas en el avión aunque, de forma irónica, celebró que él «afortunadamente» no la llevaba. Todo ello prueba que el Ejecutivo estatal trata a los ciudadanos «a patadas» y, frente a esta situación, pidió «respeto» para ellos. De vuelta a Madrid tras el mitin, el presidente del PP también sufrió retrasos y problemas en el momento de coger el vuelo. El PP registrará mañana en el Congreso una proposición no de ley en la que analizará la gestión del Gobierno ante las nevadas ya que el Ministerio de Fomento «ofreció una imagen bochornosa» y actuó «tarde y mal».