Internacional

Maduro informa con una chaqueta del Barça sobre las medidas en cuarentena

El presidente venezolano endureció el control del confinamiento y otras medidas en medio de la pandemia del coronavirus

Vistiendo una chaqueta del F.C. Barcelona, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó este domingo de que los casos de Covid-19 subieron de 70 a 77 en las últimas 24 horas, y que ha decidido endurecer el control de la cuarentena y otras medidas en medio de la pandemia.

"Venezuela ha llegado a 77 casos comprobados, todos importados", dijo el presidente en una declaración desde el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, junto a un grupo de ministros y jefes de gobiernos locales.

Explicó que el total de casos "importados" se desglosa con 21 provenientes de España, 10 de Colombia, 3 de Estados Unidos, 3 de República Dominicana, 3 de Italia, 2 de Brasil y 1 de Perú. Esta suma abarca la procedencia de 43 de los 77 pacientes confirmados con la enfermedad.

Maduro no hizo comentarios sobre el estado de los enfermos si bien el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, indicó el sábado que dos pacientes se encuentran en estado crítico.

Radicalizar el confinamiento

Maduro insistió en la necesidad de “radicalizar” la cuarentena que él mismo decretó el pasado domingo y que restringe la circulación en la vía pública solo para trabajadores de áreas prioritarias como la salud o cuando los ciudadanos necesiten comprar alimentos o medicinas.

Esta radicalización, dijo el presidente, incluye un mayor distanciamiento social, la recomendación del uso de guantes y la obligatoriedad del uso de mascarillas a cualquier persona mientras salga de su residencia, una medida que ya se venía aplicando en los últimos días pero que Maduro considera debe ser fortalecida.

"Radicalizar la cuarentena nacional, mejorarla, profundizarla, en la familia, en la comunidad (...) para continuar esta batalla y poder cada día que pase ir teniendo logros en lo que tiene que ver con el objetivo de cortar la cadena de transmisión del coronavirus", dijo.

La radicalización, prosiguió Maduro, incluye "estar preparado con todos los medicamentos para todos los tratamientos" de los contagiados y "la preparación de las camas hospitalarias".

Decisiones económicas

El gobernante anunció un decreto que será oficializado este lunes que incluye decisiones en materia económica como la ratificación de la "inamovilidad laboral en el país en defensa de los trabajadores hasta el 31 de diciembre de este año".

Por este dictamen, en teoría, ningún trabajador puede ser despedido de su puesto de trabajo salvo motivos de fuerza mayor.

El decreto presidencial contempla un "plan especial de pago de nóminas a las pequeñas y medianas industrias (del sector privado) por un lapso correspondiente a seis meses" y la suspensión de alquileres de comercio y vivienda principal" durante el mismo período, para lo cual el Ejecutivo tomará medidas de compensación a arrendadores.

Además, Maduro explicó que vigilará la producción mensual de siete millones de CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), como se conoce en el país a una cesta de comida que venden en barrios pobres a precios subsidiados.

Se suspenden también por seis meses los pagos de capital de todos los créditos del país y se dicta la "suspensión moratoria durante esta prórroga".

Además, el presidente prohibió el corte de los servicios de telecomunicaciones durante el tiempo que dure la contingencia. Pese al anuncio de estas medidas, no detalló cómo se recuperarán posteriormente los impagos ni los plazos que se otorgarán para ponerlos al día.