Quédate en casa o muere, la polémica medida de Chechenia contra el coronavirus

El controvertido líder checheno, Ramzan Kadirov, llama directamente al asesinato de los que se salten la cuarentena

Ramzan Kadirov con una Makarov dorada, en una foto de archivo
Ramzan Kadirov con una Makarov dorada, en una foto de archivoMUSA SADULAYEVAP

En la república rusa de Chechenia ya tienen sus primeros tres casos de coronavirus. Ante la llegada del brote de Covid-19, el polémico líder checheno, Ramzan Kadirov, ha anunciado que cualquiera que viole la cuarentena e infecte a otros deberá ser castigado con la muerte.

El propio Kadirov apuntó a un residente checheno que regresó de una peregrinación a la ciudad santa de La Meca, vía Turquía y según él no cumplió con la cuarentena.

"Si me preguntas, cualquiera que genere este problema por sí mismo debería ser asesinado. No solo se enferma, (sino que también infecta) a su familia, sus hermanas, hermanos, vecinos ”, señaló Kadirov, en declaraciones publicadas por “The Moscow Times”.

Como recoge la agencia Caucasian Knot, el jefe de Chechenia instó a los residentes de la república a tomar más en serio la amenaza de infección y que la muerte es un castigo digno por infectar a otros.

El polémico líder de la región de mayoría musulmana ya tiene acostumbrada a la prensa internacional a sus bravuconerías y envalentonadas, así como a su gusto por las armas y los animales exóticos. Kadirov es conocido por sus atropellos a los derechos humanos en su territorio, también es sospechoso de intentar asesinar a blogueros (incluso en suelo europeo) que osan criticarle.

También ha señalado en varias ocasiones su animadversión contra los divorcios. Y la población LGTBI de Chechenia es una de las más castigadas del mundo. Hace un par de años se llevó a cabo una purga anti-gay en la que 100 personas fueron detenidas y más de tres asesinadas.

Por lo que no es de extrañar que Kadirov también haya anunciado que “las personas que difunden información falsa sobre el coronavirus deberán ser castigadas con el servicio comunitario”.

Limón, miel y ajo

Con la llegada del Covid-19 a Chechenia, Kadirov, un fiel aliado del presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó el cierre de todos los restaurantes, cafeterías y lugares concurridos en la república semiautónoma rusa.

Según recuerda “The Moscow Times”, a principios de marzo, Kadirov descartó que estuviera preocupado sobre el coronavirus y aconsejó a la población que bebieran agua con limón y miel para fortalecer su sistema inmunológico y comer ajo para “purificar la sangre”.