Sanitarios españoles: “kamikazes” contra el coronavirus

“The New York Times” refleja la heroica batalla de este colectivo, con largas jornadas de trabajo y sin medios de protección ni refuerzos

El periódico ha dedicado un videoreportaje a los profesionales que se juegan la vida en España contra la pandemia
El periódico ha dedicado un videoreportaje a los profesionales que se juegan la vida en España contra la pandemiaNYT (nombre del dueño)

El periódico estadounidense “The New York Times” se ha hecho eco este martes en su edición digital de la batalla desigual que mantienen los sanitarios españoles contra el coronavirus. En una serie de entrevistas, con testimonios en primera persona de médicos y enfermeras, pone de relieve la falta de medios con la que realizan su labor y su desprotección frente a la enfermedad, lo que ha hecho que el porcentaje de contagiados entre ellos sea el más alto del mundo en estos momentos.

En España hay en torno a 94.000 infectados, de los que más de 12.000 serían sanitarios, en torno al 14%, muy por encima ya de Italia o China. Por ejemplo, Lubna Dani, de La Paz, asegura que han caído enfermos 16 compañeros. Eugenia Cuesta, del 12 de Octubre, cuenta que son 17 los contagiados. Esta última asegura que en estas condiciones, "es muy difícil decir que no voy a atender a un paciente con coronavirus porque yo no estoy protegida, así que nos están convirtiendo en kamikazes”.

“Nuestros profesionales están cayendo”

Los sindicatos denuncian que las plantillas de sanitarios se han reducido a menos de la mitad y no hay personal para sustituir a los contagiados. “Nuestros trabajadores están cayendo a un ritmo brutal”, denuncia Marisol Castro, portavoz de CC OO. “¿Por qué me he contagiado?", se pregunta una de las entrevistadas. "¿Porque lo he hecho mal? No, simplemente porque no teníamos medios ni los protocolos eran los adecuados”.

Al mismo tiempo, ante la situación desesperada que viven a diario, el reportaje refleja con imágenes de primera mano el ingenio y la capacidad de recursos de nuestros sanitarios, que están habilitando todas las dependencias de los hospitales, por reducidas que sean, para pacientes de coronavirus, incluidas salas de espera y pasillos, sillas...

También se puede ver a los profesionales confeccionando batas con bolsas de basura, con delantales; máscaras con portafolios plásticos o telas. Rosa Nieto, del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, asegura que “no quieren ser mártires”, “para cuidar tenemos que cuidarnos”, y añade que antes de irse a casa siempre preguntan si hay mascarillas para el día siguiente o tienen que guardar las que han usado.