“Los marineros no tienen que morir”: un portaaviones de EE UU pide ayuda desesperadamente ante la propagación del coronavirus

El capitán del buque hace un llamamiento al Pentágono para que puedan aislar y cumplir con las cuarentenas de manera adecuada

Polémica en el Pentágono por el llamamiento del comandante de uno de los buques más imponentes de Estados Unidos. “Los marineros no tienen que morir”, ha implorado Brett Crozier, el capitán del portaaviones nuclear estadounidense “Theodore Roosevelt”.

Crozier escribió una carta muy explícita este lunes, en la que pedía a los altos mandos de la Armada medidas más severas y eficaces para así poder salvar las vidas de sus soldados y frenar la propagación del coronavirus a bordo de este gigantesco buque.

El capitán Brett Crozier detalló que el buque no tenía instalaciones suficientes para llevar a cabo las cuarentenas y aislamientos de manera adecuada y advirtió de que con la estrategia actual se ralentizará, pero no se erradicará el contagio de este virus respiratorio.

Según informa Reuters, en su carta del lunes llamó a tomar “acciones decisivas” y sacar a unos 4.000 marineros y aislarlos. Además de la tripulación, a bordo de “Theodoro Roosevelt” hay aviadores navales y más personal de servicio. Se calcula que hay en total unas 5.000 personas.

Call for decisive action to avoid deaths on USS Theodore Roosevelt
El "Theodore Roosevelt" a su paso por VietnamSTREFE

“No estamos en guerra. Los marineros no necesitan morir. Si no actúamos ahora, no estamos cuidando de manera adecuada nuestro mejor recurso: nuestros marineros”, escribió Crozier.

Miembros de la tripulación a los que tuvo acceso el diario californiano “San Francisco Chronicle”, el primer periódico en el que se publicó la misiva, agradecieron el gesto de su capitán. Asimismo, reiteraron las preocupaciones de su comandante, pues es imposible llevar a cabo una cuarentena a bordo del “Theodore Roosevelt” que frene el contagio del Covid-19. Y es que en menos de una semana, 100 marineros han dado positivo.

El portaaviones está atracado en la isla de Guam y la Armada de EE UU ha prometido hacer frente a la situación que empeora continuamente a bordo del “Theodore Roosevelt”. En las próximas 24 horas aislará a todo el personal en tierra para que se pueda llevar a cabo una cuarentena y posiblemente tendrá que mover a muchos marineros a hoteles de la isla.