¿Cuántos días estará Donald Trump fuera de juego por la covid?

El primer ministro británico, Boris Johnson, tuvo que ser hospitalizado y fue su ministro de Exteriores quien asumió el mando

Tras el anuncio de que Donald Trump y su mujer Melania han dado positivo por coronavirus, es inevitable preguntarse qué pasará si el presidente tiene que ser hospitalizado y cómo afectará a la campaña presidencial estadounidense.

Y es que quedan 32 días para las elecciones del 3 de noviembre y, aunque Trump fuera asintómatico, tendrá que estar aislado en la Casa Blanca. Si bien no se han dado detalles acerca de la duración de la cuarentena a la que se someterá, las dos semanas que estipulan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ponen en serio peligro la recta final de la campaña electoral republicana y especialmente la celebración del próximo debate con Joe Biden fijado para el 15 de octubre en Miami.

De momento la primera cancelación ha sido el mitin que tenía planeado hoy en el Aeropuerto Internacional Orlando Sanford, en Florida, Cientos de seguidores ya habían llegado con antelación al recinto aeroportuario, pero las autoridades han pedido a los asistentes que abandonen las instalaciones.

Trump tenia previsto varios actos en el estado de Florida en las próximas semanas. Florida es uno de los estados más importantes en esta contienda porque las encuestas dan un resultado muy apretado y porque allí están en juego muchos delegados que podrían ser vitales para obtener la victoria.

También estaba programada una visita del presidente a Los Angeles para el próximo martes para una recaudación de fondos que previsiblemente también se cancelará.

Los días en los que Boris Johnson tuvo que cederle el mando a su ministro de Exteriores

Trump no es el único presidente que ha enfermado en esta pandemia. El caso más grave fue el del primer ministro británico, Boris Johnson, que tuvo que estar hospitalizado. Ante la ausencia de la figura de vicepresidente, fue el ministro de Exteriores, Dominic Raab, el encargado de asumir el mando en abril durante el ingreso del premier. Johnson anunció que había dado positivo en coronavirus el 27 de marzo. Diez días después, el 5 de abril, Downing Street explicaba que había ingresado en el hospital para someterse a algunas pruebas porque seguía teniendo síntomas de coronavirus y fiebre alta. Insistían en que solo era “por precaución” y no por una emergencia, por lo que seguía al frente del Gobierno. Pero al día siguiente fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos por el empeoramiento de su cuadro de salud, y ahí pasó tres noches. No recibió el alta hasta el 12 de abril y no volvió de inmediato al trabajo sino que continuó su recuperación en su residencia en el campo. Diez días más tarde informó a la reina Isabel II de que deseaba recuperar sus audiencias semanales y realizó su primera aparición pública el 27 de abril.