¿Beneficia o perjudica el positivo las aspiraciones de Trump? ¿Asumirá el poder Mike Pence? ¿Pudo contagiar a Biden?

Si el mandatario se viera incapacitado para ejercer sus funciones, podría transferir al vicepresidente las riendas de la Casa Blanca de forma temporal

El positivo de Donald Trump por coronavirus abre un nuevo escenario político a 32 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Su estado de salud y el de su esposa Melania, también contagiada, es bueno, según los médicos de la Casa Blanca, pero dado que el presidente tiene 74 años y que los médicos de su equipo dijeron el año pasado que es “obeso”, no sería extraño que sus condiciones físicas se deterioraran por la covid-19 en los próximos días.

Un agravamiento de la enfermedad del mandatario, que pudo haber sido causada por una colaboradora cercana, Hope Hicks, también positivo por covid, podría suscitar cambios importantes en la campaña electoral, abriendo interrogantes y entrando en un territorio desconocido para los estadounidenses.

¿Beneficia o perjudica el positivo las aspiraciones de Trump?

A priori, las aspiraciones del presidente se verán afectadas porque estará fuera de la campaña electoral durante los próximos días y no podrá participar en los estados en los que se juega la presidencia. Habrá que observar también la reacción de los demócratas. ¿Será el virus un argumento para afianzar el apoyo a Trump en su base electoral? Puede ser, pero le faltan los votos del centro, según las encuestas. El positivo del presidente puede reforzar la idea de que el dirigente subestimó el peligro del coronavirus. También pondrá en el centro del debate su gestión de la pandemia, algo que no le favorece puesto que la mayoría de los americanos piensan que no dirigió correctamente la crisis sanitaria, según las encuestas. Habrá que esperar, también, a los primeros sondeos realizados tras este nuevo episodio.

¿Podría asumir el vicepresidente?

Si el coronavirus afecta severamente la salud del presidente Donald Trump y le impide ejercer sus funciones con normalidad, el mandatario quedaría médicamente incapacitado y tendría la opción de transferir temporalmente el poder al vicepresidente, tal y como establece la Enmienda 25. Trump tiene 74 años y forma parte del grupo de riesgo para pacientes de la covid, así que su cuadro médico se podría complicar. La Convención del Partido Republicano podría incluso nombrar a Pence como candidato a presidente, pero este escenario es muy improbable.

¿Y si Pence da también positivo?

Si el vicepresidente Mike Pence diera también positivo, algo posible por el tiempo que pasan juntos, y quedara incapacitado, sería la enemiga número 1 de Donald Trump, la demócrata Nancy Pelosi, quien como presidenta de la Cámara de Representantes asumiría el mando.

¿Se suspende la campaña electoral de Trump?

Los actos en los que Donald Trump iba a participar quedan suspendidos ya que tiene que guardar cuarentena. Por ejemplo, sus apariciones en Florida quedan aparcadas, de momento, por la enfermedad. Florida es un estado clave que puede decantar la presidencia del país hacia los demócratas si finalmente logran vencer allí. En 2016, Hillary Clinton perdió en este estado.

¿Se retrasará la fecha de las elecciones?

Las elecciones se celebrarán sí o sí el 3 de noviembre. Los comicios presidenciales nunca se han pospuesto en Estados Unidos, ni tan siquiera durante la Guerra Civil norteamericana en el siglo XIX ni durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Según una ley de 1845, las elecciones se celebran cada cuatro años el martes posterior al primer lunes de noviembre. Para cambiar esta ley se requeriría una nueva norma aprobada por la mayoría en las dos cámaras del Congreso. Algunos republicanos se negaron a apoyar recientemente un cambio de fecha por el azote de la pandemia, pero ahora es el presidente el que ha quedado atrapado en el virus y no se sabe cómo evolucionará su salud.

¿Pudo contagiar Trump a Biden durante el debate?

El candidato a presidente por el Partido Demócrata Joe Biden tiene 78 años. Su salud ha sufrido algún achaque pero su equipo afirma que se encuentra en buen estado. El pasado martes, Trump y Biden estuvieron 90 minutos en una cara a cara, juntos, sin mascarilla, en el primer debate televisivo. El medio estadounidense Politico asegura que el martes, el mandatario no mostró síntomas de coronavirus en Cleveland, donde se celebró el cara a cara, pero no existe aún confirmación oficial. Afortunadamente, los candidatos no se acercaron para saludarse de ninguna manera.

¿Cambiará Trump después de la enfermedad?

En 1921, Franklin D. Roosevelt, de 40 años, fue diagnosticado con la polio. Sufría fuertes dolores de espaldas y su movilidad se vio severamente reducida. Acababa de ser nominado candidato a vicepresidente de Estados Unidos por el Partido Demócrata. Dicen que esa enfermedad fue un punto de inflexión en la vida del que después sería presidente de EE UU, pasando de ser el arrogante Roosevelt al hombre accesible y más humanizado. ¿Podría suceder algo parecido con Donald Trump?. El primer ministro británico Boris Johnson apostó por la inmunidad de rebaño al principio de la pandemia y luego rectificó. Su punto de vista cambió sustancialmente tras contraer él mismo la enfermedad.

¿Siguió Trump las recomendaciones de los expertos?

No, Donald Trump ha sido uno de los mandatarios más descreídos en su posición frente a la pandemia. Su visión casi negacionista en las primeras semanas de la covid fue muy parecida a la de Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, quien también acabó contagiado. Durante el debate televisivo del martes, Trump recriminó a Joe Biden llevar siempre la mascarilla aunque no haya nadie a su alrededor, algo que según el presidente lo hacía solo por alarmismo.