“Joe Biden debe tener cuidado a la hora de atacar al presidente cuando éste está enfermo de covid”

Análisis del impacto de la enfermedad de Donald Trump en la campaña presidencial

¿Cómo puede sacar ventaja el presidente de Estados Unidos, Donald Trump de su hospitalización por coronavirus teniendo en cuenta que las encuestas aumentan la ventaja de su rival, el demócrata Joe Biden?

Si la enfermedad de Donald Trump se vuelve grave, entonces sí será una mala noticia para la campaña a la reelección del presidente republicano, además de por su salud. Esperemos que no. Estoy seguro de que su campaña está a la espera para comprobar cómo evolucionan los síntomas del presidente y ver si se recupera rápidamente. En tal caso el Trump resurgirá y podrá seguir proclamando que no hay nada de qué preocuparse y que no está débil, tal y como hizo el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tras su convalecencia por coronavirus en Brasil. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nunca ha negado que exista el coronavirus (a diferencia del de Brasil). Simplemente el mandatario ha dicho que no es peligroso para la mayoría, lo que, por supuesto, no es cierto.

¿Ha salido claramente el ex vicepresidente Joe Biden fortalecido del positivo de covid-19 de Donald Trump?

La campaña de Joe Biden debe tener cuidado por las razones anteriores. Primero, no se puede considerar como estrategia un ataque al presidente Trump mientras su salud está en riesgo. En segundo lugar, si los síntomas resultan ser leves, el equipo de campaña de Trump finalmente responderá que la campaña del demócrata Joe Biden reaccionó de forma exagerada.

Entonces, ¿con el positivo y posterior ingreso del presidente Trump en el hospital militar de Walter Reed, en Bethesda (Maryland), ¿no está el candidato demócrata, Joe Biden más cerca de ganar las elecciones?

En igualdad de condiciones, creo que esto beneficia a la campaña de Joe Biden debido a los esfuerzos que durante mucho tiempo viene haciendo la campaña de Donald Trump para distraer la atención de la pandemia de coronavirus. El positivo del presidente americano coloca a la pandemia al frente y al centro de la campaña en términos de cobertura mediática, al menos por un tiempo.

¿Podría el Congreso de Estados Unidos posponer las elecciones si la salud del presidente Trump empeora?

Legalmente, el Congreso de Estados Unidos podría hacer eso, pero requeriría el consentimiento tanto de la Cámara de Representantes como del Senado, que están controlados por diferentes partidos (en la Cámara hay mayoría demócrata y en el Senado, republicana). También es importante darse cuenta de que hay miles de elecciones locales, estatales y nacionales por decidir en todo el país el próximo 3 de noviembre, así que creo que es poco probable que se pospongan las elecciones. Pero estamos, como dicen los medios de comunicación, en territorio «inexplorado». Esto solo añade una complicación más a una elección que ya es complicada de por sí debido al impacto de la pandemia de coronavirus en las votaciones, la intromisión extranjera, la desinformación y las repetidas afirmaciones del presidente Donald Trump sobre el fraude y la falta de voluntad para comprometerse con una transferencia pacífica del poder. Es una prueba real de la democracia estadounidense, ¡espero que la pasemos!

John Wilkerson es director del Center for American Politics and Public Policy de la Universidad de Washington