Los países europeos que ya han impuesto el toque de queda para combatir la covid

Francia, Bélgica, Italia y Eslovenia apuestan por esta medida para frenar la segunda ola de coronavirus

Mientras los contagios por coronavirus siguen aumentando a un ritmo récord en Europa, que acaba de rebasar la cifra de 8 millones de positivos, las autoridades de diversos países europeos se están planteando endurecer las medidas restrictivas, sobre todo en un momento en que la llegada de las bajas temperaturas, acompañada de la gripe estacional, puede producir una situación crítica en los hospitales, en donde podrían volver a darse casos de saturación.

Varios países europeos sopesan adoptar nuevas restricciones, ya sean de aplicación local o ámbito estatal.

Francia: toque de queda en las ciudades con mayor incidencia

Francia ha sido el primeo en establecer el toque de queda como manera de frenar esta segunda ola, una medida que se aplica en nueve grandes áreas urbanas. El toque de queda es desde las 21:00 a las 6:00 de la mañana para impedir cenas en casas.

Bélgica, toque de queda y cierre de restaurantes

Ayer se empezaron a aplicar las nuevas restricciones anunciadas el pasado viernes para una duración de un mes, como un toque de queda en todo el país entre las 12:00 de la noche y las 05:00 de la mañana, el cierre de restaurantes (que se suman a bares y cafés), la obligatoriedad del teletrabajo y la limitación de los contactos sociales cercanos a una sola persona al mes. El virus ha azotado con fuerza a Bélgica hasta el punto de que la ministra de Exteriores permanece en la UCI por coronavirus.

Italia: toque de queda en Lombardía y Campania

El Gobierno italiano evitó tomar medidas más duras para frenar los contagios, a pesar de que la curva se ha disparado en las últimas semanas y pasó la responsabilidad a los alcaldes para que cierren las áreas más concurridas del ocio nocturno.

La región de Lombardía, en el norte de Italia, impondrá desde el próximo jueves el toque de queda desde las 23.00 a las 5.00 horas. El presidente de Lombardia, Attilio Fontana, explicó que los alcaldes de la región habían solicitado este tipo de medida para evitar que aumenten aún más los contagios y que se ha pedido la autorización al Gobierno para aplicarla. El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ya adelantó que el Gobierno aprobará la medida.

Las últimas cifras sitúan a Campania, cuya capital es Nápoles, como una de las regiones con más contagios -este martes 1.312- aunque con la mitad de pruebas que Lombardía. No obstante esta tendencia preocupa especialmente debido a las escasas y depauperadas infraestructuras con las que cuenta.

Por esa razón su gobernador, Vincenzo De Luca, anunció que pedirá al Gobierno central la imposición de un toque de queda nocturno desde el viernes entre las 23:00 y las 5:00 locales para acotar la vida nocturna y reducir los contagios.

De noche la gente solo podrá abandonar sus casas por motivos de salud, laborales o emergencias, los mismos que se aplicaron durante el confinamiento general de la pasada primavera

Eslovenia, estado de epidemia y toque de queda

El Gobierno de Eslovenia ha decretado el estado de epidemia durante 30 días para permitir que las autoridades regionales y locales puedan adoptar nuevas restricciones para combatir el rebrote y ha impuesto un toque de queda. La medida estará en vigor desde las 21:00 horas (hora local) hasta las 6:00 y obedece a las preocupaciones de las autoridades sanitarias del país de que un gran número de nuevos contagios se producen por la celebración de reuniones privadas durante la tarde y la noche.

Las reuniones sociales también quedan limitadas a seis personas y queda prohibido viajar entre las 12 regiones del país. Solo podrán asistir a clase los alumnos de primaria y a partir de secundaria deberán seguir las clases online. Las autoridades sanitarias habían suspendido los rastreos de contagios por falta de efectivos.

Otros países apuestan por otra restricciones:

Reino Unido apuesta por confinamiento

En Inglaterra, en la ciudad de Mánchester entrará hoy a medianoche en el nivel tres del nuevo sistema tipo semáforo implantado por el Ejecutivo británico para detener la propagación de la covid-19. El nivel tres, de muy alto riesgo, supone las restricciones más duras. Se prohíbe el contacto social fuera del núcleo familiar tanto en los interiores como en jardines privados y sólo un máximo de seis personas pueden estar juntas al aire libre. Los pubs y bares que no sirvan comidas permanecerán cerrados.

También las casas de apuestas, casinos y otras salas de juego tan populares en Inglaterra. Solo se podrán servir bebidas alcohólicas durante comida. Los comercios autorizados para permanecer abiertos deben cerrar sus puertas como máximo a las diez de la noche.

En Gales, Reino Unido, se decretó ayer un confinamiento de dos semanas a partir del próximo día 23 para “ralentizar” la propagación de la pandemia.

Irlanda, seis semanas de cierre de gran parte de las actividades no esenciales

El Gobierno irlandés anunció ayer la suspensión de gran parte de las actividades no esenciales durante seis semanas para evitar nuevos contagios por coronavirus. La medida entrará en vigor a medianoche del próximo miércoles y no afecta a la construcción ni a los colegios y escuelas infantiles.

Rusia, reacia a medidas drásticas

Pese a ser el país con mayor incidencia, Rusia se resiste a las restricciones. El alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, descartó ayer medidas drásticas como la imposición de toques de queda o confinamientos en la capital rusa-.

Austria, medidas restrictivas pero sin toque de queda ni confinamiento

El Gobierno austríaco, formado por conservadores y ecologistas, anunció una serie de nuevas restricciones en un intento de reducir el impacto de la segunda ola, aunque por el momento no habrá confinamiento general en la república alpina. Entre estas medidas, destaca la de limitar reuniones privadas a 6 personas en el interior y a 12 en los espacios abiertos, siempre excluyendo los niños. Las reuniones han sido limitadas a seis personas en los espacios interiores y a 12 en el exterior, con excepción de los funerales, pero el gobierno de Viena no se plantea por ahora ni toques de queda ni confinamiento.

Rumanía, colegios cerrados

El Gobierno rumano decidió este lunes imponer en Bucarest el uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios públicos y ordenó que todas los centros educativos cierren y continúen sus clases de forma telemática.

Polonia

El pasado día 15, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, pidió a los ciudadanos «quedarse en casa y teletrabajar», después de que varias grandes ciudades pasasen a «zona roja», que supone el cierre de colegios y guarderías. Los restaurantes cierran a las 21.00 horas, las celebraciones como bodas están prohibidas y se limitan los aforos en tiendas, transportes públicos y servicios religiosos.