Una pareja descubre una “guarida de brujas” en su casa con huesos, veneno y pinturas aterradoras

Por el tipo de objetos hallados en esta mansión del siglo XVI, podría tratarse de rituales de brujería practicados por antiguas generaciones

La propiedad de Kerrie Jackson y su marido Bleddyn al norte de Gales data del siglo XVI
La propiedad de Kerrie Jackson y su marido Bleddyn al norte de Gales data del siglo XVIKerrie JacksonLa Razón

Una pareja se quedó totalmente sorprendida cuando decidieron reformar su antigua casa de campo del siglo XVI ubicada al norte de Gales. Descubrieron una “‘guarida de brujas” con cráneos de animales en su hogar, concretamente debajo de la escalera en una pequeña puerta secreta. También hallaron otros objetos como huesos, frascos con perfume, veneno, medicamentos, zapatos, retratos muy antiguos y hasta pinturas escalofriantes, según recoge ‘Mirror’.

Kerrie Jackson y su marido Bleddyn estaban llevando a cabo varias reparaciones en su mansión, pues la propiedad se encontraba ya algo deteriorada, pues data originalmente de 1500 y varias generaciones se habían alojado en esa casa. Por el tipo de objetos halladoss, cualquiera persona pensaría que se trata de rituales de brujería. Sin embargo ellos creen todo lo contrario. “Bleddyn estaba trabajando en la habitación de al lado cuando vio algo a través de un agujero que había hecho en la pared”, dijo Kerrie.

Kerrie JacksonLa Razón

La escalera fue construida a través de una puerta medieval sellada que una vez conectaba diferentes partes de la casa, y el espacio debajo había quedado expuesto por las reparaciones que se llevaban a cabo en el viejo marco de madera”, detalló la mujer al diario local ‘Wales Online’.

Fue muy inquietante mirar en la oscuridad y contemplar todos los objetos antiguos que había dentro. En un principio solo pudimos ver un par de zapatos entre los escombros. Pero, mientras seguíamos sacándolos encontramos más y más, hasta que finalmente juntamos ocho zapatos extraños, todos para el pie izquierdo y que iban desde botas de trabajo para hombres grandes hasta zapatos para niños pequeños, junto con los restos del cráneo de un caballo, un gorro de lana y partes del cañón de una pistola. Los zapatos estaban en un estado notablemente bueno, incluso se podía distinguir la huella de los pies de sus dueños”, explicó la propietaria.

Kerrie JacksonLa Razón

“Hay una vieja superstición desde la época de la Edad Media que dice que las brujas y demonios entraban a las casas entre lugares como escaleras, o al anochecer o al son de la medianoche”, explicó Kerrie. “La gente creía que al dejar elementos personales, como zapatos o sombreros, brujas o demonios, se sentirían atraídos por el olor que dejaba el usuario y, una vez que entraban en el zapato o la bota, no podían retroceder y, por lo tanto, quedaban atrapados. Otras teorías sugieren que tal vez se distraerían tanto con la novedad del hallazgo que dejarían a la familia en paz.

Después de que Kerrie y Bleddyn descubrieran todos estos objetos antiguos, los volvieron a colocar cuidadosamente para proteger la casa durante otros cientos de años. “No nos preocupa que estén allí y no nos asustan en absoluto. A menudo nos encontramos con cosas extrañas en esta casa vieja que realmente nos conectan con el pasado; creemos que es importante registrar lo que encontramos y luego devolverlo para que las generaciones futuras lo descubran. Aunque nos hace preguntarnos qué harán los futuros huéspedes de este lugar con las cosas que terminaremos dejando atrás”.